elEconomista.es
Argentina
Últimas noticias
27.267,30
+0,00%
17,36
+0,06%
17,4770
+0,00%
970,75
-0,13%

Automotriz: México 9 vs Brasil 3

Tomás de la Rosa M. - 13:03 - 14/01/2015
2 comentarios
    tagsMás noticias sobre:

    La industria automotriz instalada en México goleó a su acérrimo rival Brasil. Durante nueve meses de 2014, las armadoras en territorio nacional fabricaron más autos que sus pares cariocas, con ello, México se ubicó como el séptimo mayor productor de autos en el mundo y se acerca rápidamente al sexto lugar que ocupa India.

    Derivado de la situación económica en la mayor economía de América Latina, Brasil limitó estímulos fiscales para la compra de autos, con ellos, los sudamericanos sólo encabezaron la producción regional en los meses de febrero, abril y septiembre del año pasado.

    Frente a esos tres meses, en los restantes nueve meses México lideró la producción de autos en América Latina.

    Así, el año pasado en México se fabricaron 3.22 millones de vehículos, algo así como ocho mil 820 unidades diarias y en Brasil se ensamblaron 3.15 millones, aproximadamente ocho mil 620 coches cada 24 horas.

    La diferencia fue mínima, alrededor de 107 mil unidades, muy por debajo los casi 740 mil que superó Brasil a México en 2013 o al medio millón de 2012 o las 810 mil unidades de 2011.

    A diferencia de la industria en el país, Brasil concentraba su fortaleza ensambladora en el mercado local.

    Datos de la Asociación Nacional de Fabricantes de Vehículos Automotores de Brasil (Anfavea) muestran que de cada 100 autos fabricados en ese país, 90 fueron comprados en el mercado local y solo 10 se exportaron.

    En México, la ecuación es inversamente proporcional. El año pasado, de cada 100 vehículos ensamblados, 82 se exportaron para los consumidores de otros países. Estados Unidos es el principal mercado al concentrar dos terceras partes de las unidades ensambladas.

    Por modelo, el Ford Fusion fue el auto ensamblado en México con mayor aceptación en Estados Unidos con alrededor de 262 mil unidades, seguido por la Silverado 2500 (doble cabina) de General Motors con más de 215 mil unidades y en la tercera posición se ubicó la RAM 2500 de Chrysler con poco menos de 192 mil unidades.

    Para medir la asimetría de los mercados o mejor dicho del poder adquisitivo entre los mexicanos y estadounidenses, basta señalar que los tres principales modelos exportados a la Unión Americana representaron dos terceras partes del total de autos nuevos vendidos en México.

    En 2014, por cada auto nuevo vendido en México, en Estados Unidos se comercializaron 15 unidades. Esto por los 1.13 millones frente a los 16.4 millones vehículos comprados por los estadounidenses.

    Para este año, la perspectiva es que la Unión Americana consuma 17 millones de vehículos nuevos, mientras que en México podría llegar a 1.2 millones.

    Ese poder adquisitivo de los estadounidenses, los ahorros logísticos que genera producir en México, además de los tratados comerciales, son algunos elementos que se conjugan para traer inversión extranjera al país para producir. Aunque principalmente destaca el bajo costo de la mano de obra nacional.

    Si bien, el salario de los obreros en la industria automotriz es uno de los más altos en el país, al compararlo con lo pagado a los trabajadores estadounidenses simplemente ridículo.

    En México, un obrero que laboró directamente en el ensamble de vehículos obtuvo en promedio 384 pesos diarios, es decir, 28.2 dólares (considerando un tipo de cambio de 13.60 pesos por dólar) en octubre del año pasado, según los datos más recientes del sector.

    En Estados Unidos un obrero recibió en octubre una paga promedio de 27.9 dólares la hora, unos 223 dólares o tres mil pesos al día, esto según la Oficina de Estadística Laboral del Departamento de Trabajo.

    En suma, la industria automotriz ahorra 87% en mano de obra mexicana respecto a sus pares en Estados Unidos. Esto contradice a los que argumentan que un incremento en el salario mínimo general en México generará presiones inflacionarias.

    Pese a los mayor salarios pagado a los obreros estadounidenses, ese país es el segundo mayor ensamblador de vehículos en el mundo, sólo superado por China, según los datos de la Organización Internacional de Constructores de Automóviles (OICA).

    En el caso de México, el salario promedio a los obreros en el ensamble de vehículos es el más elevado en la industria automotriz, ya que los ocupados en la producción de componentes eléctricos y electrónicos reciben 1.4 dólares por hora.

    Otros que reciben menos de dos dólares por hora son los empleados en la producción de sistemas de dirección, carrocerías, asientos, estampado (troquelado) y otras autopartes.

    Es por eso que empresas como Nissan ? Renault de la mano de la alemana Mercedes Benz invertirán conjuntamente unos mil 360 millones de dólares en una nueva planta que empleará a unos cinco 700 trabajadores.

    La también alemana BMW desembolsará mil millones de dólares en San Luis Potosí para ensamblar 150 mil unidades al año con una ocupación de mil 500 empleos directos. En tanto, la coreana Kia Motors invertirá también mil millones para su primera planta en el país (Pesquería, Nuevo León).

    Incluso, según reportes de la prensa internacional, la japonesa Toyota Motor podría construir su segunda planta en México. Además se comenta que Fiat Chrysler podría mudar a México el ensamble del Jeep Wrangler que se fabrica en Estados Unidos.

    Lo anterior, mientras Ford, General Motors, Honda, Mazda y Volkswagen (considerando también a Audi) han invertido miles de millones de dólares en expansión en suelo azteca.

    A pesar de los mini salarios pagados en México, la calidad de la mano de obra mexicana se demuestra con el prestigiado premio que obtuvo hace algunos días Volkswagen en el North American International Auto Show en Detroit donde el modelo Golf fue nombrados como el coche del año.

    El auto ensamblado en Puebla se suma al galardón que también recibió la alemana en 1999 con el New Beetle (también fabricado en México). El premio cobra relevancia porque es otorgado por un grupo de medios de comunicación de Estados Unidos y Canadá especializados en la industria automotriz.

    Según un reporte del gobierno federal, de países como Brasil, Canadá, Francia, Italia y Reino Unido, México tiene el menor costo de la mano de obra. Esto, entre otros elementos, permite que más de un millón de personas (considerando la industria de autopartes) tengan empleo en el país. Mal pagado, pero sí un empleo.

    La industria automotriz aporta anualmente entre 47 mil millones de dólares y 51 mil millones al Producto Interno Bruto (PIB) de México. Esa cifra es similar al PIB de países como Bulgaria, Costa Rica, Ghana o Túnez.

    En suma, considerando las millonarias inversiones de las armadoras en México y la reducción de estímulos fiscales para la compra de vehículos en India, el país podría desplazar de la sexta posición mundial a esa nación asiática.

    Datos de la OICA muestran que en el primer semestre de 2014, por cada 100 autos producidos en México, en India se ensamblaron 106 unidades. Una diferencia mínima.

    Más allá del ranking mundial de México, un punto a destacar es la inversión extranjera directa del sector automotor en el país que se traduce en la generación de empleos, ocupación que se incrementaría considerablemente si el poder adquisitivo de la población aumenta, ya sea por un mayor salario mínimo o a través de que los entes gubernamentales hagan su tarea al aplicar la ley a prestadores de servicios que abusan del consumidor.

    Otra cosa que podría hacer el gobierno federal es aplicar su discurso pasado de homologar el precio de la gasolina con Estados Unidos, si bien en el pasado fue el argumento para los gasolinazos, ahora con el desplome de los precios del petróleo, Petróleos Mexicanos (Pemex) vende el carburante casi 50% más caro que en la Unión Americana.

    RdeCuentas@gmail.com

    Twitter: @TomasdelaRosa

    Contenido patrocinado
    Otras noticias

    Comentarios 2

    1
    marcos21
    15-01-2015 / 03:53
    Puntuación -12   A Favor   En Contra

    Brasil vende coches al mundo entero, Mexico es un apendicis de la economia norteamericana. En Brasil los salarios, del minimo al de un trabajador de la industria automovilistica, son 3 veces mayores que los mexicanos en dolares, quieren fabricar mas coches para consumidores que no son mexicanos, para dar ganancias a gringos que explotan su sudor y su sangre? Haganlo. Hacerlo a qualquier porecio no sirve para Brasil, NO, gracias, acá esta la diferencia entre Mexico, por una parte, y Brasil y America del Sur, por otra:

    http://www.maurosantayana.com/2014/12/o-mexico-e-america-do-sul.html

    2
    Luis Roiz
    15-01-2015 / 22:54
    Puntuación 10   A Favor   En Contra

    Jajaja... Que "Brasil vende coches al mundo entero..."??? Jajaja... El comprar un auto ensamblado en Brasil es un riesgo para la vida no sólo de los pasajeros sino de transeúntes; en Norteamérica las primas por asegurar un automóvil fabricado en Brasil son mas altas, precisamente por el riesgo de conducir algo que está muy mal hecho. Antes Brasil era bueno sólo para el fútbol; ahora ya ni en eso... y si alguien lo duda pregúntenle a los alemanes! Sonrie "marquitos", todavía te queda de consuelo el carnaval... Jajaja.

    Flash de noticias Argentina


    Síguenos en twitter
    Síguenos en Facebook

    Más leidas

    eAm
    Colombia
    Mexico
    Chile
    Argentina
    Peru

    Incertidumbre económica para 2015
    México pone a pelear a Iberdrola y Abengoa