elEconomista.es
Argentina
Últimas noticias
27.034,57
-1,12%
17,36
+0,06%
17,3015
+0,33%
978,75
-0,05%

Polémico: el gobierno porteño tapa insignias de las Madres de Plaza de Mayo

elEconomistaAmérica.com | Argentina - 16:10 - 17/03/2017
0 comentarios
    tagsMás noticias sobre:
    La Plaza de Mayo

    La colocación de atriles con información turística sobre los pañuelos blancos emblema de las madres de la Plaza de Mayo, dibujados en el suelo frente a la Casa Rosada, generaron polémica en Argentina, a una semana del 41 aniversario del golpe de Estado que originó la última dictadura.

    "Ayer nos avisaron que habían puesto unos mamotretos pesadísimos de cemento arriba de los pañuelos, tapándolos", explicó hoy en declaraciones a FM La Patriada Hebe de Bonafini, presidenta del organismo humanitario, integrado por madres que perdieron a sus hijos por el terrorismo de Estado durante el régimen (1976-1983).

    En 1977, la veterana activista comenzó a reunirse junto a otras mujeres en la Plaza de Mayo, con pañuelos blancos en la cabeza, para exigir saber dónde estaban sus hijos, algo que siguen haciendo cada jueves, aunque ahora abriendo sus reivindicaciones a otras causas.

    "Ayer entramos y vimos eso que era terrible, pesadísimo, entre ocho personas fuertes, grandes, no la podían correr, por suerte y con un esfuerzo bárbaro lo sacaron, lo pusimos al costado y quedaron todos los pañuelos manchados", argumentó.

    El Gobierno de Buenos Aires, encabezado por el conservador frente oficialista Cambiemos, colocó recientemente unos atriles turísticos sobre las baldosas que rodean la pirámide de Mayo -en el centro de la plaza-, y en las que están pintados los pañuelos blancos que distinguen a las madres.

    En un comunicado, el Ministerio de Ambiente y Espacio Público de la ciudad explicó que "en ningún momento" se ha intentado interrumpir la tradicional ronda de los jueves de las Madres, "ni ser un obstáculo para ellas", sino que acompañan "su lucha" y respetan "el espacio e icono que tienen los pañuelos" para la historia del país.

    La cartera local argumentó que se encuentra restaurando la Pirámide de Mayo desde enero pasado, y que, "frente a la curiosidad despertada por la gente que transita a diario" la plaza, "se decidió armar un paseo histórico" provisional contando la historia de la misma.

    "Este fin de semana los van a volver a pintar los chicos (los pañuelos). Es una ofensa. No es un pañuelo pegado al lado del otro. Hay un espacio bien importante como para que ellos pongan ese aparato al otro lado", agregó De Bonafini, afín a los Gobiernos de Néstor Kirchner (2003-2007) y su esposa Cristina Fernández (2007-2015), y siempre crítica con el actual Ejecutivo de Macri.

    A lo largo de la mañana de este viernes se pudo ver los carteles movidos unos centímetros, lo que permitía volver a ver los dibujos.

    "A ellos le molestamos mucho las madres. Somos el único organismo que no negocia nada con ellos. Decimos lo que no dice nadie", agregó.

    Además, la presidenta de las Madres de Plaza de Mayo, que perdió a dos de sus hijos en la dictadura, reprochó que en un principio, un operativo policial les impidió este jueves entrar a la plaza, que estaba, según añadió, cerrada y vallada.

    "Salimos disparando las madres en la camioneta y cuando llegamos estaba cerrado. Abrí la ventana y le dije al tipo (policía) 'déjame pasar, somos las madres y venimos todos los jueves'. Tengo una tijera, o me la abrís o corto la cinta", subrayó.

    De momento, no ha habido un pronunciamiento oficial del Gobierno local sobre lo sucedido.

    Desde que Macri llegó a la Presidencia, en diciembre de 2015, se han registrado varios roces entre los organismos humanitarios, muchos de ellos vinculados con el kirchnerismo, y el actual Gobierno, entre otros asuntos, después de que algunos políticos oficialistas pusieran en duda que durante el régimen desaparecieran para siempre 30.000 personas, como sostienen esas agrupaciones.

    "A Macri y Larreta les aviso una cosa: si a las Madres nos quieren sacar de la Plaza, yo, Hebe de Bonafini, les vuelo la Casa de Gobierno. No me importa que me maten. Que no me digan que soy violenta porque ellos nos están violentando, ensuciando y difamando", dijo este jueves la activista, de 88 años.

    En el caso de que Horacio Rodríguez Larreta, alcalde de Buenos Aires, quisiera ponerse en contacto con ella, De Bonafini fue tajante.

    "No le voy a atender. Con el enemigo no se negocia ni se habla, hay que tratarlo como tal", sentenció la mujer, convencida que el oficialismo y sus integrantes "son los grandes participantes de la dictadura".

    El próximo viernes 24 de marzo, las Madres de Plaza de Mayo y otras organizaciones de derechos humanos conmemorarán un nuevo aniversario del golpe de Estado de 1976 con una marcha a la Plaza de Mayo.

    Contenido patrocinado
    Otras noticias

    Comentarios 0

    Flash de noticias Argentina

    Síguenos en twitter
    Síguenos en Facebook

    Más leidas

    eAm
    Colombia
    Mexico
    Chile
    Argentina
    Peru
    Uno de los principales sindicatos de Argentina convoca una huelga general para el 6 de abril
    Los <b>inversores españoles</b> quieren saber si Cristina Kirchner irá presa