elEconomista.es
Argentina
Últimas noticias
26.325,26
+1,01%
28,00
+2,38%
29,2950
-2,13%
857,25
0,00%

¿Qué sabemos de los docentes en Argentina? Un informe perturbador

elEconomistaAmérica.com | Argentina - 10:01 - 21/03/2018
0 comentarios
    tagsMás noticias sobre:
    Del primario al secundario, los alumnos argentinos padecen una peor educación que sus padres.

    Solo un cuarto de los docentes del nivel secundario de todo el país que fueron encuestados durante las pruebas Aprender 2016 trabaja en una única escuela. Por otra parte, aproximadamente la mitad de los profesores que respondieron la encuesta considera que los bajos aprendizajes se deben a la falta de interés por los contenidos escolares y que los estudiantes abandonan la secundaria porque no consideran que terminarla sea útil para sus vidas.

    Estos datos forman parte del especial online de CIPPEC "¿Qué sabemos de los docentes en Argentina? Datos nuevos, desafíos que persisten", realizado a partir del informe "Aprender 2016: características y voces de los docentes", que elaboraron Alejandra Cardini y Belén Sánchez, directora y coordinadora, respectivamente, del programa de Educación de CIPPEC.

    En octubre de 2016, se aprovechó la implementación de las pruebas Aprender para conocer mejor a los docentes. Mientras los alumnos de los últimos años de primaria y secundaria del país resolvían las pruebas, un docente de cada curso respondió un cuestionario sobre sus características, condiciones de trabajo, prácticas y creencias. CIPPEC analizó las respuestas y elaboró un informe. A continuación, una síntesis:

    Formas de contratación

    En el nivel primario el 69% de los docentes encuestados se desempeña en una única escuela, 28% lo hace en dos y 2% en tres instituciones o más. El régimen de contratación en el nivel primario es por cargo de jornada simple o completa. En cambio, en la secundaria, donde es por horas cátedra (salvo excepciones aisladas en algunas jurisdicciones), solo un cuarto de los docentes trabaja en una única institución. El 30% lo hace en dos instituciones y cerca de un tercio, en tres o cuatro escuelas. La proporción de quienes trabajan en cinco o más asciende a 12%. La dinámica de los "profesores taxi", que van de escuela en escuela a lo largo de su jornada laboral, reduce al mínimo las posibilidades de trabajo en equipo y mediante proyectos interdisciplinarios.

    Por otra parte, los docentes del secundario suelen trabajar en más de un curso o división. Solo el 22% se desempeña en un solo curso o división en la escuela por la que respondió. El 47% lo hace en dos, tres o cuatro; el 20% en cinco, seis, o siete; y el 10% en ocho o más.

    La dispersión del trabajo docente en diferentes cursos y escuelas afecta la enseñanza y la calidad de vida de los profesores. Exige mayor trabajo de seguimiento y corrección; dificulta el acompañamiento de las trayectorias de los alumnos y la personalización de la enseñanza; impide la presencia sostenida, necesaria para diseñar e implementar proyectos de mejora institucional junto a otros colegas; y acentúa el desgaste laboral de los docentes. La contratación por hora cátedra limita la mejora de los aprendizajes y las propuestas de reorganización del secundario.

    La formación de los docentes

    Mientras en el nivel primario 99% de los encuestados tenía título docente, en el nivel medio solo 74% tuvieron formación pedagógica. Los profesorados de nivel secundario compiten con las carreras universitarias, que suelen ofrecer mejores perspectivas de desarrollo profesional. Por eso, para algunas disciplinas escasean los profesionales con título docente y se incorporan perfiles sin formación pedagógica.

    A medida que ganan experiencia, los docentes dejan el aula. La ausencia de alternativas horizontales de desarrollo profesional (por ejemplo, coordinar el equipo docente de una asignatura sin dejar de enseñar) obliga a que muchos docentes asuman cargos administrativos o directivos para ascender y avanzar en su carrera. Por otra parte, la formación para cargos directivos difiere de la pedagógica. En cuanto al acceso a los cargos, la antigüedad pesa más que los posgrados o la investigación pedagógica. En consecuencia, los mejores maestros no son los que llegan a las escuelas que más los necesitan. Las reglas de la carrera docente se desprenden de una normativa nacional de 1958 y provocan contradicciones en el sistema educativo. La estructura de la carrera docente (verticalista, credencialista, centralizada y burocrática) afecta el funcionamiento del sistema, de las escuelas, y las vidas de alumnos y docentes.

    En el secundario, señales de alerta

    El secundario es el nivel que concentra las mayores preocupaciones. A pesar de ser obligatorio desde la sanción de la Ley de Educación Nacional de 2006, aún enfrenta serios desafíos para atraer, retener y graduar a todos los jóvenes. El porcentaje de estudiantes que abandona entre un año y otro aumenta a lo largo del secundario: entre 2014 y 2015, de los alumnos que se inscribieron en el 11° año, el 21% no inició el 12° año. Algo similar sucede con la repitencia y los abandonos intermitentes.

    En la Argentina, más de un 85% de la población que está en edad de asistir al nivel secundario lo hace. El alcance de cualquier medida que se tome para este nivel es, por ende, muy significativa. La secundaria fue creada para seleccionar y preparar a una élite para la universidad, y su propuesta pedagógica no ha logrado flexibilizarse para habilitar trayectorias más diversas, afines a las características, intereses y proyectos de los estudiantes que hoy la transitan. Se necesita una propuesta educativa transformadora, más cercana a los intereses y preocupaciones de los jóvenes, más centrada en el acompañamiento y sostén de sus trayectorias y en el apoyo a la confección de proyectos de vida.

    Creencias y percepciones de los docentes

    Los docentes ratifican la necesidad de repensar la propuesta educativa del secundario. Cuando se les preguntó por las causas de los bajos aprendizajes de sus estudiantes, 54% de los docentes del último año del secundario señaló que sus estudiantes no sabían lo que debían haber aprendido en años anteriores. Por otra parte, 49% de los docentes consideró que los bajos aprendizajes se debían a la falta de interés por los contenidos escolares. En cambio, solo 21% de los docentes de sexto grado dio esta respuesta para la primaria. En cuanto a los motivos de abandono escolar, 55% de los docentes encuestados sostuvo que una de las tres principales causas es que "los estudiantes no consideran que terminar la secundaria sea útil para su vida".

    Perfil de los docentes encuestados

    En el nivel primario, 88% de los docentes que respondieron la encuesta eran mujeres. En el secundario, ese porcentaje es de 68 por ciento. Los docentes, en promedio, tienen 42 años, tanto en primaria como en secundaria. La mayoría de los docentes encuestados tiene más de diez años de antigüedad en la profesión.

    En ambos niveles, pero especialmente en el primario, predominan los docentes formados en el nivel superior no universitario. En la secundaria existe una proporción mucho mayor de profesionales con título universitario docente y no docente. La gran mayoría de los docentes continúa formándose tras obtener su título inicial. En 2016, el 79% de los docentes encuestados de nivel primario y el 72% de los de nivel secundario habían participado de acciones de formación continua.

    Otras noticias
    Contenido patrocinado

    Comentarios 0

    Flash de noticias Argentina

    Síguenos en twitter
    Síguenos en Facebook

    Más leidas

    eAm
    Colombia
    Mexico
    Chile
    Argentina
    Peru
    Sorpresa: <b>Christine Lagarde</b> se muestra con la camiseta un club de fútbol argentino
    Movilizaciones masivas en todo el país en rechazo de la ley que <b>despenaliza el aborto</b>