Actualidad

Quiénes quedan exceptuados del aislamiento obligatorio que dispuso el Gobierno argentino

Alberto Fernandez, presidente argentino. Foto: Reuters

En la noche del jueves, el presidente Alberto Fernández, anunció por decreto el "aislamiento social preventivo y obligatorio" para todos los ciudadanos argentinos, en el marco de la pandemia declarada por el coronavirus.

En un discurso en el que se mostró junto a diferentes gobernadores, como el de Buenos Aires, Axel Kicillof, o el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, el mandatario dijo en un mensaje que el Estado será "inflexible" con aquellas personas que no cumplan con la cuarentena.

El decreto estableció que "las personas deberán permanecer en sus residencias habituales o en la residencia en que se encuentren a las 00:00 horas del día 20 de marzo de 2020, momento de inicio de la medida dispuesta".

La medida que obliga a las personas a quedarse en sus casas, las insta a abstenerse de concurrir a sus lugares de trabajo y de desplazarse por rutas, vías y espacios públicos.

"Todo ello con el fin de prevenir la circulación y el contagio del virus COVID-19 y la consiguiente afectación a la salud pública y los demás derechos subjetivos derivados, tales como la vida y la integridad física de las personas", señala el decreto.

El primer caso confirmado con coronavirus en el país fue el día 3 de marzo de 2020 y, hasta el momento de publicado este DNU, se han contabilizado en total 97 casos de personas infectadas, de las que fallecieron tres, de acuerdo con datos del Ministerio de Salud.

Quienes se encuentren cumpliendo el aislamiento, dice el documento, solo podrán realizar desplazamientos mínimos e indispensables para aprovisionarse de artículos de limpieza, medicamentos y alimentos.

De no cumplirlo, actuarán las fuerzas de seguridad y aplicarán la pena que se corresponda.

Los exceptuados

De acuerdo con el artículo 6 del decreto, quedan exceptuadas del cumplimiento del aislamiento una serie de profesionales como: personal de Salud, fuerzas de seguridad, Fuerzas Armadas, actividad migratoria, servicio meteorológico nacional, bomberos y control de tráfico aéreo.

También están incluidos los cargos políticos de alto rango a nivel nacional, provincial y municipal, el personal de la Justicia que se encuentre de turno y los diplomáticos.

Se los exceptuará también a quienes tengan que asistir a otras personas con discapacidad, familiares que necesiten asistencia y quienes tengan que atender cuestiones de fuerza mayor, entre otros.

Quedan incluidos en la excepción los servicios funerarios, quienes atiendan comedores escolares o comunitarios, profesionales de la comunicación, la obra pública, supermercados, industrias alimentarias, transporte y el reparto a domicilio.

Por último, especifica el decreto, podrán continuar con su actividad además los servicios de lavandería, del correo, de vigilancia y limpieza y todas las actividades que el Banco Central disponga necesarias para garantizar el funcionamiento de pagos.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin