Cetelem

Dos de cada tres españoles modificarían sus hábitos de consumo por criterios de sostenibilidad, según El Observatorio Cetelem

  • Ocho de cada diez españoles piensa en invertir en el hogar para mejorar la sostenibilidad de su vivienda

Una de las pruebas que demuestran el creciente interés de los ciudadanos por cuestiones relacionadas con el medio ambiente es el aumento de su compromiso como consumidores. Así, cada vez son más los consumidores españoles que muestran un elevado grado de concienciación respecto a la sostenibilidad.

En concreto, un 69% confiesa sentir "mucha preocupación" por el calentamiento global y sus consecuencias, y casi la totalidad, un 97%, estaría dispuesto a tomar medidas para mitigar su impacto, según los últimos datos presentados por el estudio "Los españoles ante el reto de la sostenibilidad", de El Observatorio Cetelem.

Entre las acciones que estarían dispuestos a tomar, dos de cada tres españoles (61%) están dispuestos a modificar sus hábitos de consumo para incorporar criterios de sostenibilidad, la mitad (52%) piensa en reducir el consumo, y un 44% se plantea substituir los medios de transporte actuales por alguna alternativa sostenible.

Entre los productos ecológicos o sostenibles más adquiridos en el último año, destacan los productos de alimentación. Un 59% de las familias han comprado frutas o verduras ecológicas, un 32% aceite ecológico, un 25% carne ecológica, y un 21% vinos y bebidas ecológicas. Pero también los electrodomésticos con etiqueta energética eficiente han alcanzado una cuota considerable, con un 48% de menciones. La ropa y calzado sostenibles, con un 24%, y muebles, con un 11%, completan esta lista.

Invertir en un hogar sostenible

El hogar se erige como el lugar idóneo para cambiar nuestros hábitos hacia un consumo más sostenible. Entre las principales conclusiones del estudio de El Observatorio Cetelem, unidad de estudios de BNP Paribas Personal Finance, destaca como 8 de cada 10 españoles estarían dispuestos a realizar reformas en su vivienda para hacerla más sostenible. Y entre ellos, un 20% invertiría en la instalación de placas solares para autoconsumo.

Entre las razones que motivan la intención de invertir en energía fotovoltaica, destaca el ahorro energético y económico para el 54% de los españoles, mantenerse al margen de las variaciones de los precios de la energía para el 33% de los españoles y la concienciación sobre la protección del medio ambiente para el 31%.

En contraposición, para el 46% de las personas encuestadas, el precio elevado de la inversión inicial, el tipo de vivienda no unifamiliar (31%), la elevada inversión inicial para la instalación (30%) y los trámites y papeleos (23%), suponen las principales razones que frenan la inversión en energía fotovoltaica. No obstante, el 46% de los españoles estaría dispuesto a invertir en placas solares si el ahorro mensual oscilase entre el 30% y el 50%.

El 85% de los españoles afirma estar dispuesto a realizar reformas en su vivienda para mejorar su eficiencia energética

Asimismo, la inversión en energía fotovoltaica también se ve frenada por la falta de conocimiento sobre el ahorro real que supone el uso de placas solares (19%), el tiempo necesario para amortizar la inversión (18%) o la falta de información sobre los trámites y subvenciones de los que se pueden beneficiar (14%).

También despierta interés la construcción eficiente. El 23% de los españoles declara que sus hogares cuentan con criterios de eficiencia energética incorporados en la construcción, frente a un 62% que no cuenta con este tipo de ventajas.  Sin embargo, el 85% de los españoles afirma estar dispuesto a realizar reformas en su vivienda para mejorar su eficiencia energética.

Eficiencia energética

En relación al tipo de sistemas de eficiencia energética o renovable que tienen pensado instalar los españoles, un 48% declara que apostará por electrodomésticos con etiqueta energética eficiente, el 38% instalará sistemas de iluminación led o eficientes y el 34% de los españoles se inclina por el aislamiento térmico o las ventanas de alta eficiencia. En menor porcentaje, el 20% instalará sistemas para controlar el exceso del caudal del agua, un 15% realizará reformas para mejorar la eficiencia de los edificios y un 14% instalará calderas de gas eficientes y sistemas de monitorización.

En lo que respecta a las fuentes de consumo de energía que generan un mayor gasto mensual en los hogares, el 59% de los españoles destaca los electrodomésticos de gama blanca, seguido del aire acondicionado (39%), caldera eléctrica o de gas de agua caliente (28%), aparatos de ocio (25%) y calefacción eléctrica (23%).

En lo que concierne al coste estimado de inversión en sistemas de eficiencia energética y renovable para mejorar la sostenibilidad del hogar, un 30% de los encuestados destinará una inversión comprendida entre 3.000 y 5.000 euros, un 29% dedicará entre 1.000 y 3.000 euros, un 22% alcanzará una inversión de 5.000 y 10.000 euros, un 11% menos de 1.000 euros y un 8% superará los 10.000 euros.

Para costear este gasto, un 63% recurrirán a la financiación. En concreto, un 38% recurrirá a financieras y un 25% solicitará un crédito a su propio banco. Por el contrario, un 37% de los españoles realizará esta inversión con un pago al contado y no emprenderán la inversión hasta que no dispongan de la cantidad completa.

Movilidad sostenible

El crecimiento continuo que lleva experimentando la movilidad sostenible a lo largo de los últimos años y su previsible aumento hace que el transporte sostenible sea una opción cada vez más elegida entre los consumidores. Así, hasta el 71% de los españoles considera importante encontrar una opción de movilidad urbana sostenible para el día a día.

Sin embargo, para ello, un 77% considera importante llevar a cabo acciones en las ciudades para regular y mejorar la movilidad urbana sostenible, y un 83% que las instituciones públicas inviertan en medios de transporte ecológicos.

El 71% de los españoles considera importante encontrar una opción de movilidad urbana sostenible para el día a día

En cuanto al vehículo de motor de combustión, sigue perdiendo terreno en las calles de las ciudades, y también en la mente de los consumidores. El 42% de los españoles se ha planteado el cambio de su transporte privado por el uso de alternativas de movilidad sostenible, como el uso de transporte público (49%), la substitución por un vehículo eléctrico (19%), el uso de la bicicleta (39%), o patinete eléctrico (23%). Solo un 10% todavía no contempla la búsqueda de ninguna alternativa.

No obstante, la distancia entre el hogar y el trabajo, unas infraestructuras inadecuadas y las dudas en cuanto a la seguridad en el uso de los transportes alternativos son algunas de las barreras o dificultades mencionadas.

Por último, preguntados por la intención de compra para los próximos 24 meses, un 40% de los encuestados se plantea cambiar su vehículo. Entre las tecnologías preferidas, se impone el eléctrico puro, con un 11% de las menciones. El híbrido enchufable ocupa el segundo lugar en el ranking con un 10% de intención de compra. Los motores de combustión de gasolina y diésel suman un 9% de intención de compra, mientras el híbrido puro registra un 7% de intención de compra.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin