Dolar Blue

Qué pasa con el dólar que se achica la brecha: el blue vuelve a caer tras las medidas del gobierno

Luego de que el Presidente Alberto Fernández negara una devaluación, el dólar ilegal comenzó a mermar desde el lunes. Se trata de cuatro caídas consecutivas tras alcanzar un valor cercano a los $ 200.

Las palabras del primer mandatario fueron acompañadas con medidas del Ministerio de Economía para achicar la brecha cambiaria. Entre las medidas, se licitaron bonos en pesos ajustados por un valor de 1660 millones de dólares a vencer en abril de 2022.

Al mismo tiempo se anunció la colocación de bonos en pesos ajustados por la inflación y tasa badlar. Según un comunicado de la cartera que maneja Martín Guzmán, se adjudicaron "un total equivalente a 254.671 millones de pesos".

El objetivo de fue ofrecerle al mercado un instrumento de inversión alternativa, que ajuste en función del dólar mayorista, para bajar las presiones de dolarización en el mercado cambiario ilegal. En las últimas semanas hubo una disparada del contado con liquidación que ahora se hunde un 6,3% llegando al valor de $ 152,30.

"Tenemos que tener memoria. Devaluar es muy fácil, pero es una máquina de generar pobreza. Nosotros lo que queremos es una Argentina que crezca, que se desarrolle, de trabajo y exporte. Así queremos conseguir los dólares. No porque lo pusimos al precio que algunos poderosos necesitan", se pronunció el Presidente en un acto en Ezeiza.

Si bien se trata de una plaza muy chica, la del blue marca una expectativa de devaluación del oficial y por eso ocupa a los funcionarios del Gobierno. Su descenso está fundado exclusivamente en un freno a convalidar una cotización tan elevada, con miras a lo que suceda en el mayorista y el contado con liquidación.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.