Dolar Blue

Por el refuerzo del cepo cambiario, los ahorristas compran menos dólares

Tras el primer mes de las nuevas restricciones, la compra de dólares se redujo a unos u$s 300 millones por mes. El promedio diario de octubre de salida del monto de 200 dólares por persona permitidos, se redujo de u$s 100 millones a solo 10 millones. En las últimas jornadas del mes, el monto fue incluso menor al promedio: entre 5 y 7 millones de dólares.

En función de estos resultados, hay sectores del gobierno que aseguran que las medidas han cumplido el objetivo: la reducción de las reservas del Banco Central fue menor y se ha vuelto más manejable.

La caída de reservas vía compras de dólar ahorro, no superará los u$s500 millones, cuando para agosto se proyectaban unos u$s1.200 millones mensuales. Esto no impedirá la caída de reservas pero es un drástico cambió con respecto al nivel que se venía manejando.

Estas restricciones tienen directa injerencia con la suba y la brecha con respecto al dólar blue que llegó a cotizar cerca de los $200, aunque esta semana la brecha se logró achicar hasta llegar a un valor de $173 tras cinco caídas consecutivas. La brecha cambiaria frente al oficial se reduce al 120,8%, tras rozar el 150% el viernes pasado.

Esta última baja se dio tras el anuncio del presidente Alberto Fernández de que no está en la intención del gobierno una devaluación. Las palabras del primer mandatario fueron acompañadas con medidas del Ministerio de Economía para achicar la brecha cambiaria. Entre las medidas, se licitaron bonos en pesos ajustados por un valor de 1660 millones de dólares a vencer en abril de 2022. También se anunció la colocación de bonos en pesos ajustados por la inflación y tasa badlar. Según el comunicado del Ministerio se adjudicaron "un total equivalente a 254.671 millones de pesos".

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.