Dolar Blue

El peso avanza por la mayor contracción monetaria

Reporte cambiario de Buenos Aires. Foto: Reuters.

El peso mayorista de Argentina se recuperó como respuesta a las medidas del Banco Central (BCRA) que buscan dar previsibilidad al mercado de cambio y domar una galopante inflación, junto a otra batería de decisiones del Gobierno para reactivar el consumo doméstico.

La crisis, producto de una devaluación de la moneda y una fuerte recesión, compromete seriamente las probabilidades de reelección del presidente Mauricio Macri y aleja a los inversores del mercado doméstico.

Frente al reajuste en la política monetaria con refuerzo del sesgo contractivo, el peso ganó posiciones por un ligero desarme de posiciones en dólares por previsibles mayores tasas de interés. El peso interbancario se recuperó un 1,19 por ciento, a 41,80/41,90 por cada dólar, luego de oscilar de manera intradiaria entre un piso de apertura en 42,40 y un techo al promediar los negocios de 41,30 unidades. Por su parte, la moneda en la franja marginal se mantuvo estable a 43,10/43,30 por dólar, en una plaza reducida de negocios.

"El volumen operado (fue) de 807 millones de dólares, un 9,0 por ciento más que ayer (jueves), no fue el esperado, ya que la inactividad de cuatro días seguidos, por el feriado de Pascuas, adelantando sus liquidaciones tanto exportadores como importadores, debiera haber sido mucho mayor", sostuvo la correduría ABC Mercado de Cambios.

El BCRA congeló la banda de flotación cambiaria hasta fin de año en 39,75 y 51,45 pesos por dólar, con el compromiso de abstenerse de comprar divisas hasta el 30 de junio por debajo del límite inferior.

"El techo de la banda fijo para todo el año le quita expectativas de devaluación al tipo de cambio, con lo cual crea un escenario un poco más estable (para el peso)", dijo Esteban Goyheneix, analista de la consultora Neix, y añadió que la medida "tendería a bajar la tasa (de interés) en el mediano plazo".

Los negocios a futuro del peso se pactaban a 58,50 por dólar para fin de diciembre y a 64,00 unidades para febrero de 2020, con una sostenida depreciación desde la apertura.

Con la idea de quitar liquidez, el BCRA absorbió el récord 255.586 millones de pesos (unos 6.100 millones de dólares) mediante las subastas de letras Leliq, mientras que colocó un total de 60 millones de dólares en dos licitaciones por orden del Tesoro.

"Los datos de inflación de marzo (4,7 por ciento) fueron un baldazo de agua helada. Con todo, la clave pasará por ver si estos cambios (anuncios del BCRA y del Gobierno) logran descomprimir las expectativas de inflación o terminan afectando la confianza en el programa monetario", comentó el Grupo SBS.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0