Economía

Tentados por China, los ganaderos arriesgan su futuro rematando hembras

Los productores ganaderos de Argentina están rematando las hembras de sus rodeos al ritmo más alto de los últimos 30 años para aprovechar los altos precios generados por la voraz demanda de China, en momentos en que atraviesan dificultades financieras.

Para evitar una mayor devaluación del peso y limitar la alta inflación, el Gobierno avala actualmente una tasa de interés del 60%, lo que ha logrado estabilizar la economía tras meses de crisis pero mantiene paralizada la actividad.

Como el sector ganadero necesita de altos niveles de inversión a largo plazo para retener sus hembras y no cuenta con crédito barato, está vendiendo sus vacas a los valores históricamente altos que está pagando China, en lugar de guardarlas para una reproducción que aseguraría el crecimiento del rodeo.

"El centro del problema está vinculado al tema financiero, junto a una oferta tan tentadora como es la vaca de exportación (a China), con precios tan siderales", explicó a Reuters Carlos Iannizzotto, presidente de la asociación de productores rurales Coninagro.

Según la cámara de la industria de la carne Ciccra, en el primer semestre de 2019 las hembras representaron el 50,1% de los animales faenados, el nivel más alto de los últimos 30 años, lo que, de extenderse en el tiempo, podría recortar el rodeo argentino en hasta 400.000 cabezas a inicios del 2020.

Expertos del sector consideran necesario que la tasa no supere el 43% para sostener el nivel de existencias. En marzo, el rodeo bovino de Argentina era de casi 53 millones de animales, de acuerdo con el ente de sanidad estatal Senasa.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0