Economía

Ley de Economía del Conocimiento: cuándo y cómo se abren las inscripciones para el fomento de empresas

Macri busca que la Argentina recupere exportaciones apelando al conocimiento.

El secretario de Emprendedores y Pymes, Mariano Mayer, estimó hoy que en octubre podrán comenzar a inscribirse las empresas que aspiran a gozar de los beneficios de la nueva Ley de Economía del Conocimiento, aprobada en mayo último.

El funcionario recordó que la ley se aplicará desde enero del 2020 y que la Secretaría trabaja contra reloj con la AFIP para que "la preinscripción de las empresas sea lo más sencillo y lo menos burocrático posible, al tiempo que fácil de auditar, con lo que estimamos que a partir de octubre las empresas ya podrán inscribirse".

Mayor lo dijo tras su participación en un panel sobre Economía Digital, organizado por la Cámara Argentina de Comercio y Servicios.

Asimismo, Mayer expresó que la secretaría se encuentra trabajando en la reglamentación de la ley, tanto a nivel interno como con la interacción con el sector privado, a través de las cámaras que representan al sector.

Durante su presentación, Mayer estimó que con esta ley deberían generarse unos 210.000 puestos de trabajo directos en los próximos 10 años, al tiempo que podrían alcanzar los US$ 15.000 millones de exportaciones anuales.

Hoy el sector exporta un total de 6.500 millones de dólares.

Proyecciones conservadores

Consideró además que sus proyecciones podrían ser conservadoras, en comparación con las del sector privado, como, por ejemplo, la cámara Cessi, que estima que se crearán el doble de puestos de trabajo que las estimaciones oficiales.

Al respecto, recordó que en el 2003 el Cessi proyectaba una suba de 50.000 empleos con la ley de software de entonces, y que en la práctica llegaron a duplicar esa cifra. Y ahora "ellos creen que pasará lo mismo o más, considerando también que el sector tradicional avanza pronto hacia la digitalización", expresó.

Mayer destacó que la nueva ley de Economía del Conocimiento "es menos burocrática", y que "con la anterior ley de software se habían inscripto unas 200 empresas, en casi 12 años, un número que se superó en solo tres años, con la inscripción al régimen de 260 compañías, en la gestión actual, que comenzó en el 2015".

En cuanto a los requisitos para poder gozar de los beneficios, "lo primero hay que demostrar es que la empresa sea elegible, es decir 70% de la facturación tiene que ser de este tipo actividades del conocimiento, entre otros requisitos de exportaciones, y calidad..

Para las pymes con categoría micro, no se necesitan más requisitos que el de facturación y se les otorga un plazo de adecuación de tres años, para alcanzar con el cumplimiento del resto de los requisitos.

Mayer destacó que esto último significa un cambio respecto de la normativa anterior, ya que "a las pyme les resultaba muy costoso y burocrático inscribirse para los beneficios de la anterior ley de software.

Por último, Mayer destacó los beneficios impositivos de la normativa, ya que pagan 10 puntos menos de impuesto a las ganancias y el empleador no pagará impuestos laborales hasta un mínimo no imponible para salarios, que este años resultaría de 45.000 pesos, según la fórmula.

Asimismo, habrá un alivio fiscal para exportadores en países donde no hay convenio, para evitar la doble tributación.

Relacionados

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0