Economía

El acuerdo Mercosur-Europa, en riesgo por la elección en Argentina

El presidente argentina, Mauricio Macri. Foto: Reuters.

El retroceso de Brasil en la conservación de la Amazonía durante el mandato del presidente Jair Bolsonaro y el probable retorno de un peronista al poder en Argentina podrían retrasar o incluso descarrilar la ratificación de un acuerdo comercial entre la Unión Europea y Mercosur, que demoró dos décadas en negociarse.

La deforestación ha aumentado desde el año pasado tras la elección de Bolsonaro. Sus planes para desarrollar el Amazonas y las medidas para debilitar la protección de la selva tropical han alarmado a ecologistas y han dado munición a los opositores europeos al acuerdo con el mercado común sudamericano.

Dos exministros de Medio Ambiente de Brasil, José Sarney e Izabella Teixeira, dijeron que Bolsonaro ha socavado rápidamente la reputación que Brasil había ganado como productor responsable de alimentos y líder en foros ambientales mundiales.

"Nadie imaginó que desmantelaría los mecanismos de gestión y control de Brasil para proteger el medio ambiente de manera tan rápida y eficaz", dijo Sarney en una entrevista.

Sarney dijo que Bolsonaro ha desmoralizado deliberadamente a las agencias ambientales y ha dado a los mineros ilegales un incentivo para talar árboles e invadir reservas indígenas.

Sarney dijo que hay un "alto riesgo" de que algunos parlamentos de la UE, particularmente de los grandes países agrícolas como Francia, no ratifiquen el acuerdo al que llegaron el mes pasado con Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay.

El presidente francés, Emmanuel Macron, advirtió en junio de que no ratificaría el pacto UE-Mercosur si Bolsonaro retiraba a Brasil del acuerdo climático de París.

Ante la tensión con Francia por la política de cambio climático y medioambiente, Bolsonaro canceló repentinamente una reunión del 29 de julio con el canciller francés Jean-Yves Le Drian para ir a cortarse el pelo.

Alemania y Noruega han suspendido las donaciones a un fondo de 1.200 millones de dólares para respaldar proyectos sostenibles en la Amazonía, luego que el gobierno cerró el comité directivo que selecciona las iniciativas y planeó usarlo para compensar a agricultores a los que se les expropiaron tierras en áreas protegidas.

Bolsonaro, un nacionalista de derecha que ha atacado la injerencia extranjera en la Amazonía, replicó que Brasil no tenía nada que aprender de los países europeos y que no necesitaba el dinero. Los fondos, agregó, deberían usarse para reforestar Alemania.

Diplomáticos y analistas europeos dijeron que la posición de Bolsonaro sobre el Amazonas elevará la oposición al acuerdo con Mercosur, que ya ha enfrenta críticas.

"Básicamente, tienes un presidente que está torpedeando este acuerdo, no solo con su política ambiental, sino con la forma en que la presenta al mundo", dijo Oliver Stuenkel, experto en asuntos internacionales de la Fundación Getulio Vargas en Sao Paulo.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.