Economía

El riesgo país baja en medio del diálogo con la oposición

El riesgo país de Argentina cedía posiciones, a un día de la asunción del nuevo ministro de Hacienda quien tiene por objetivo prioritario tranquilizar la plaza cambiaria en momentos de una aguda recesión e incertidumbre política.

El indicador de la banca JP.Morgan bajaba 45 unidades, a 1.821 puntos básicos (2005 GMT), junto a un incremento en la bolsa porteña del 2,6% y la recuperación en los bonos extrabursátiles del 0,4% en promedio.

"Debemos proveer estabilidad a todos los argentinos", dijo en declaraciones radiales el flamante funcionario Hernán Lacunza, quien reemplazó a Nicolás Dujovne en medio de una inesperada crisis en el Gobierno del presidente neoliberal Mauricio Macri por la dura derrota en las primarias de hace 10 días a manos de la oposición peronista.

El peso mayorista cedió un 0,5%, a 55,03 por dólar para la venta, con la intervención del banco central al inyectar 94 millones de dólares de sus reservas y otros 60 millones de dólares por cuenta del Tesoro.

"La dinámica cambiaria sigue vulnerable a la credibilidad y señales de la fórmula opositora en tanto la opinión pública siga pensando que serán el próximo Gobierno", dijo la correduría Neix.

Los argentinos fueron golpeados por una depreciación de hasta un 18% en el peso durante la semana pasada, lo que se trasladó a precios con una notoria presión sobre la inflación.

La calificadora de riesgos Fitch dijo que la reciente depreciación del peso aumenta el potencial para un mayor deterioro de la economía argentina y que afectará la confianza de los inversores.

El ministro de Hacienda continuó con reuniones entre economistas de la oposición, en un diálogo abierto a todas las fuerzas políticas que competirán por la presidencia en octubre.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.