Economía

Argentina-México, el nuevo frente latinoamericano tras el triunfo de Alberto Fernández

  • Fernández mirará a México como principal aliado en Latinoamérica
  • Con el peronismo, el Brasil de Bolsonaro dejará de ser un socio preferente
Foto: Archivo.

El escenario latinoamericano se reorganiza ante la vuelta al poder de algunos gobiernos proteccionistas. El triunfo de Alberto Fernández en Argentina fue visto como una oportunidad por Andrés Manuel López Obrador para formar un bloque con México.

Jair Bolsonaro, jefe de Estado del mayor socio comercial argentino, Brasil, no escondió su enojo ante el fin del mandato del derechista Mauricio Macri y ya anunció que no asistirá a la asunción de Fernández. Las fricciones que adelantó serán cotidianas obligó al presidente electo a buscar nuevas alianzas dentro de la región que lo ayuden a consolidar el poder y desarrollar los programas de incentivo de demanda e industrialistas que tiene planeados.

Las crisis políticas en Chile, Ecuador y Bolivia también fueron determinantes para que Fernández mire más allá de Sudamérica y ponga ojos en los vecinos de la fracción norte del continente. El objetivo será que Argentina complemente su incipiente industria con la que López Obrador busca apuntalar, dado que ambos países han sabido tener un comercio fabril de mutuo beneficio.

Las crisis políticas en Chile, Ecuador y Bolivia también fueron determinantes para que Fernández mire más allá de Sudamérica

La recesión argentina está combinada con una deuda con bonistas y el FMI que el próximo mandatario aclaró deberá ser renegociada. Con el objetivo de conseguir financiamiento en dólares y barato para algunos proyectos, al regreso de su viaje a México, Fernández se reunió con el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo, Luis Moreno.

La cartera activa del banco trasnacional en Argentina se compone de 65 operaciones por un total de 10.000 millones de dólares y un saldo a desembolsar de 6.000 millones de dólares, que el BID aseguró se alinearán con las prioridades del nuevo gobierno. Este fondeo le colaborará al próximo gobierno para desarrollar las tan necesarias obras de infraestructura y transporte que Macri repentinamente paralizó para disimular el enorme déficit fiscal.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.