Economía

Bolivia podría interrumpir el envío de gas natural a Argentina

La petrolera estatal boliviana YPFB informó a Integración Energética Argentina SA (IEASA) que la crisis desatada en el país andino podría impedir el normal suministro de gas natural. No obstante, la empresa de Buenos Aires señaló que hasta el momento los envíos han sido normales.

En una carta enviada el lunes por la noche, YPFB explicó que grupos de personas tomaron un campo y estaciones de bombeo y que no se descarta la toma de otras instalaciones de producción o de transporte de gas natural, según distintos medios locales.

"YPFB, al encontrarse impedida de cumplir sus obligaciones en el marco del Contrato de Compra Venta de Gas Natural, por un evento fuera de su control, invoca la liberación del cumplimiento de sus obligaciones debido a un evento de Fuerza Mayor/Caso Fortuito", dijo la empresa en la carta.

IEASA señaló en un comunicado que no ha tenido ningún inconveniente en la importación de gas de Bolivia, desde donde recibe en la actualidad unos 10,5 millones de metros cúbicos por día.

"Es importante mencionar que si en algún momento se viera afectado el suministro, IEASA cuenta con un plan de contingencia elaborado para minimizar el impacto de una eventual disminución en los niveles de importación", explicó la empresa.

IEASA dijo que cuenta con alternativas como la posibilidad de utilizar reservas de la terminal de Escobar, en la provincia de Buenos Aires, que cuenta con alta disponibilidad durante el verano austral, o la importación de gas natural desde Chile a través del gasoducto NorAndino, entre otras.

En los últimos años Argentina buscó aumentar la producción local de hidrocarburos gracias a la explotación de Vaca Muerta, una formación que podría albergar una de las mayores reservas de no convencionales del mundo. Sin embargo, aún necesita importar gas natural desde Bolivia para los meses de mayor consumo, durante el invierno austral.

Bolivia se encuentra atravesando una grave crisis política y social que desembocó el domingo en la renuncia del presidente Evo Morales en medio de crecientes presiones y acusaciones de un golpe de Estado.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.