Economía

Argentina asegura que no reclama una quita al FMI y recibe el apoyo de Brasil

Jair Bolsonaro recibe a Daniel Scioli, Felipe Sola y Gustavo Beliz

Alberto Fernández le pidió un "aporte" al sistema financiero y aseguró que no le pide "una quita de la deuda al FMI" en un momento crucial para las negociaciones, mientras que el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, manifestó su apoyo al país porque quiere "una Argentina fuerte".

"El gran sistema financiero alguna vez tiene que tener algo para Argentina; estoy esperando que lo hagan; si no, tendré que dar instrucciones al Banco Central. No le estamos pidiendo una quita de la deuda al FMI, pero si más plazos y contención para que la economía pueda crecer. Pretendo alcanzar un diálogo sensato con el Fondo", lanzó el presidente argentino este jueves.

Sin embargo, opinó que la postura de Cristina Fernández de Kirchner sobre la necesidad de una quita por parte del FMI fue "coherente" y marcó que el Gobierno, en una primera instancia, está "tranquilizando la economía".

"Hace años que estamos en recesión. Tenemos caídas en el consumo, la producción y la actividad industrial. Necesitamos tiempo para recuperarnos y poder pagar. Vamos a cumplir con lo que hemos dicho en campaña: le vamos a prestar mayor atención a los que menos tienen", dijo además.

Apoyo de Brasil

Mientras tanto, el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, aseguró este jueves que el Ministerio de Economía evaluará un posible apoyo a la renegociación que Argentina pretende hacer de su deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

A su vez, calificó a su conversación con el canciller Felipe Solá de como "muy saludable". Se trató del primer acercamiento de Bolsonaro al círculo del nuevo mandatario argentino.

"Argentina, con la debida compostura, está peor que nosotros" en términos de situación económica y "yo quiero una Argentina fuerte, no una patria bolivariana", porque el país vecino "es uno de los mayores socios comerciales de Brasil", apuntó.

En su encuentro con las autoridades brasileñas, Solá solicitó el apoyo de Brasil, como miembro del FMI, para la renegociación de la deuda que Argentina contrajo con ese organismo el año pasado, que asciende a 56.300 millones de dólares. El asunto comenzó a ser discutido por las autoridades argentinas con una misión del FMI que llegó este miércoles a Buenos Aires.

El presidente brasileño también confirmó que, en la reunión con Solá, propuso encontrarse con el presidente argentino el próximo 1 de marzo en Montevideo.

"Me interesa conversar con Fernández", manifestó con un total cambio de tono luego de haber calificado al presidente argentino de "bandido de izquierdas" durante la campaña del año pasado.

En Uruguay, ambos coincidirán para la investidura de Luis Alberto Lacalle Pou como nuevo presidente del país oriental.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.