Economía

El presidente del Banco Central argentino dijo que un default es "posible" aunque poco probable

Banco Central argentino

El presidente del Banco Central argentino (BCRA), Miguel Pesce, manifestó este jueves que un default de la deuda soberana es "posible", aunque le adjudicó "pocas probabilidades", en un marco en el que la Argentina está sintiendo los efectos del comunicado del miércoles del Fondo Monterio Internacional (FMI).

"Es posible, yo le adjudico pocas probabilidades, pero es posible. Estamos en una negociación, el Gobierno va a hacer una oferta, y esa oferta puede ser aceptada o rechazada. Lo que sí, el Gobierno no va aceptar ningún tipo de propuesta que no sea sustentable en el corto y en el largo plazo", señaló el funcionario en diálogo con la radio local La Red.

En ese sentido, continuó que el país necesita "un perfil de deuda que pueda ser pagado" y añadió que el Gobierno les va a hacer a los acreedores "una oferta consistente" que "es probable que los acreedores acepten".

Sin embargo, planteó: "Alguna posibilidad de rechazo existe. Esperemos que no suceda".

Ayer, el FMI lanzó un comunicado en el que mantenía que la deuda de la Argentina "no es sostenible" y le pedía a sus acreedores privados que realicen una "contribución apreciable", lo que generó una suba en el riesgo país y cierta inestabilidad en el mercado.

Reservas y tipo de cambio

En relación al nivel de reservas del Banco Central, su presidente lo calificó de "aceptable", en un valor de US$45.000 millones y afirmó que "son suficientes para afrontar las obligaciones que tiene el Gobierno" o para "problemas con el ingreso de divisas o una mala cosecha o cualquier evento de riesgo".

Por otra parte, puntualizó que "el tipo de cambio es razonable para la competitividad y las necesidades que tenemos de exportaciones". "No tenemos ninguna queja respecto de atraso del tipo de cambio", continuó.

Además, defendió: "Si no hubiera regulaciones cambiarias, la demanda de divisas sería mucho mayor y el tipo de cambio sería más alto y los salarios serían más bajos y tendríamos más pobres en la Argentina".

Tras algunos anuncios de los últimos días, Pesce comentó: "Vemos que la estrategia para combatir la inercia inflacionaria está dando efecto. Tuvimos una baja importante de los niveles de inflación en enero. Creemos que eso va a ocurrir en febrero y marzo también. Vamos a un proceso de desaceleración inflacionaria muy importante y los hechos lo van a demostrar".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0