Economía

Argentina canjea bonos en pesos tras aplazar pagos de la deuda en dólares

El ministro de Economía, Martín Guzmán. Foto: Reuters.

El Gobierno argentino convocó a un nuevo canje de deuda local, esta vez un bono en pesos argentinos cuyo vencimiento opera este mes. El lunes se anunció su decisión de aplazar el pago de sus compromisos por títulos en dólares emitidos bajo legislación argentina.

El Ministerio de Economía dijo en un comunicado que el próximo martes realizará una licitación para la conversión de los bonos Boncer 2020 (TC20). Se trata de un título en pesos, emitido bajo legislación local en octubre de 2016, con rendimiento atado a un coeficiente ligado a la inflación y cuyo vencimiento operará el próximo 28 de abril.

El Gobierno propone a los tenedores de este papel canjearlo por un menú de cuatro nuevos instrumentos de deuda. La canasta de opciones incluye Letras del Tesoro en pesos con vencimiento el próximo 1 de julio; otras con vencimiento el 4 de diciembre de 2020; Bonos del Tesoro en pesos con vencimiento el 17 de abril de 2021 y otros con vencimiento el 18 de marzo de 2022.

Desde que Alberto Fernández asumió la Presidencia de Argentina a finales de 2019, el país suramericano realizó en el mercado doméstico varias operaciones, o bien para canjear títulos por otros con mayor plazo, o bien para captar fondos para aplicarlos a la cancelación de los sucesivos vencimientos de intereses y capital que debe afrontar este año.

El anuncio de este nuevo canje se produce luego de que el pasado lunes el Gobierno decretara que aplazará hasta finales de este año los pagos de los vencimientos de deuda por títulos en dólares emitidos bajo legislación argentina, lo que implica compromisos por cerca de 10.000 millones de dólares. La medida excluyó a los títulos locales en pesos, como el bono cuyo canje propuso hoy.

También deja afuera a los títulos en dólares bajo legislación extranjera, por unos 69.000 millones de dólares, que son parte de un proceso de diálogo con acreedores privados con vista a una reestructuración cuya concreción se ha visto demorada por la tensión financiera global desatada por la pandemia de coronavirus.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0