Economía

Argentina busca más divisas con la expropiación de Vicentin

El Gobierno expropiará a Vicentin, la principal exportadora de aceite. Foto: Reuters.

Argentina pretende lograr una mayor fluidez en el ingreso al país de las divisas que tanto necesita con el proyecto de expropiación de Vicentin. Se trata de la principal empresa exportadora de aceite y harina de soja.

El martes se publicó el decreto oficial para intervenir la empresa, en un primer paso hacia su expropiación, con la que el Gobierno buscaría ayudar a contener la alta volatilidad de su mercado de cambio que la potencia agrícola sufrió en los últimos años.

El país sudamericano es el principal exportador mundial de los derivados de soja y en el 2019 realizó ventas de estos productos por 12.250 millones de dólares. Vicentin se declaró en concurso preventivo en febrero tras entrar en "default" a fines del 2019.

La presencia de una empresa estatal en el sector agroexportador "puede dar mas previsibilidad en el mercado de cambios en la oferta de dólares y evitar estos movimientos tan disruptivos que hemos tenido en la historia. Es una herramienta más", dijo el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, a Radio Con Vos.

El presidente argentino, Alberto Fernández, anunció el lunes la intervención de Vicentin y señaló que enviará al Congreso un proyecto de ley para expropiar la empresa, que el año pasado concentró el 19,2% de las ventas de harina de soja y el 23,1% de los embarques del aceite de la oleaginosa de Argentina.

La medida se produce en momentos en que Argentina, que está hundida en una crisis económica desde hace dos años, negocia la reestructuración de una deuda de 65.000 millones de dólares y sufre los efectos de la pandemia del coronavirus.

"La de Vicentin es una decisión excepcional, por su situación estratégica", dijo el martes Fernández. Aclaró que "no está en la cabeza de ninguno de nosotros andar expropiando empresas". Fernández, un peronista moderado, asumió la presidencia argentina en diciembre por un frente que incluye a las fuerzas de la expresidenta Cristina Fernández, actual vicepresidenta.

La consultora de riesgo Eurasia Group dijo en una nota que no veía a la medida como el comienzo de una tendencia más amplia de nacionalizaciones. Indicó que el Gobierno argentino "incrementará su intervencionismo a medida que las condiciones económicas empeoren".

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin