Economía

Argentina extiende las negociaciones por la deuda un mes adicional

El presidente, Alberto Fernández, y el ministro de Economía, Martín Guzmán. Foto: Reuters.

El Gobierno de Argentina extendió en más de un mes, hasta el 24 de julio, el plazo límite para llegar a un acuerdo con acreedores en las negociaciones por la reestructuración de una deuda soberana de cerca de 65.000 millones de dólares.

Argentina ya había prorrogado cuatro veces el plazo establecido para lograr un entendimiento con acreedores internacionales. La nueva y prolongada extensión se produce en momentos en que las negociaciones entre el país y sus acreedores se han enfriado.

La nación sudamericana, que en mayo cayó en la novena cesación de pagos de su historia, ha propuesto dos veces mejoras a su oferta para reestructurar unos 65.000 millones de dólares en bonos emitidos bajo legislación extranjera. Sin embargo, esta semana la tensión entre las partes creció debido a una falta de acuerdo.

Los grupos de acreedores exigen que el país mejore aun más su oferta, mientras que la postura del Gobierno es que no puede seguir cediendo después de elevar su oferta a alrededor de 50 centavos por dólar más un atractivo adicional vinculado a sus exportaciones.

"Aunque hubiera sido mejor que las negociaciones continuaran con declaraciones más constructivas, esta no es la primera vez que la reestructuración parece estar en un punto muerto", dijo Morgan Stanley el viernes en un reporte. Agregó que con un rendimiento de salida del 10%, la oferta del Gobierno valía alrededor de 49,7 centavos, mientras que la mejor oferta de los dos grupos de acreedores, que incluyen fondos como BlackRock, Fidelity y Alliance Bernstein, valía alrededor de 57 centavos.

"Con una diferencia de menos de 8 puntos, no beneficiaría a ninguna de las partes irse por completo de las negociaciones", dijo el banco de inversión, que sostuvo su opinión de que se alcanzará un acuerdo en el tercer trimestre del año. Goldman Sachs dijo por su lado que si bien los riesgos habían aumentado, las dos partes podrían encontrar una manera de cerrar una brecha que calculó en 5 centavos y "evitar un incumplimiento desordenado y contencioso".

El presidente argentino Alberto Fernández se mostró optimista el viernes respecto a la posibilidad de resolver el tema de deuda con los bonistas y criticó el nivel de endeudamiento que alcanzó el país. "Las negociaciones con los acreedores avanzan y tenemos la confianza de encontrar un punto de acuerdo", señaló en una entrevista con Radio Nacional. "La Argentina debe dejar esta triste manía de tomar deuda que después no puede cumplir", agregó.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin