Economía

La economía se desploma 26% en abril interanualmente

El presidente, Alberto Fernandez. Foto: Reuters.

El Estimador Mensual de la Actividad Económica (EMAE) de Argentina se desplomó un 26,4% interanual en abril, según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC). La mayor caída desde 1993 se dio por el golpe de la cuarentena dispuesta para contener la pandemia de coronavirus.

El dato resultó peor a lo esperado por analistas, que estimaban un retroceso promedio del EMAE de un 20,8% interanual, según un sondeo de Reuters.

"La pandemia de la COVID-19 impactó de lleno sobre la actividad durante abril", dijo el INDEC y añadió que "la actividad acumuló una caída de 11,0% en los primeros cuatro meses del año con relación al mismo período de 2019".

El EMAE acumula una seguidilla de nueve meses consecutivos con resultado negativo. El INDEC señaló que la actividad económica cayó un 17,5% en la medición desestacionalizada respecto de marzo.

El derrumbe de la actividad en abril se produjo después de una caída interanual del 11,5% registrado en marzo y superó los desplomes que sufrió la economía del país en las crisis de 2002 y 2009. Según los datos históricos del Indec, abril fue el peor mes al menos desde 1993.

Según el reporte, las actividades más golpeadas fueron la construcción, que se desplomó un 86,4%, y hoteles y restaurantes, un 85,6%. La industria manufacturera se hundió un 34,4% mientras que comercios mayoristas y minoristas cayeron un 27%.

El Gobierno argentino ordenó una cuarentena obligatoria en todo el país desde el 20 de marzo para contener el coronavirus y, tras un pico de más de 2.800 casos en un día este mes en el área de Buenos Aires y sus alrededores, extenderá el aislamiento estricto en la zona hasta el 17 de julio.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.