Economía

Argentina enfrenta tormenta económica tras acuerdo de deuda

El presidente, Alberto Fernandez. Foto: Reuters.

Argentina alcanzó un acuerdo para reestructurar 65.000 millones de dólares de deuda después de meses de difíciles negociaciones y tensión. Ahora, los economistas y analistas dicen que empieza el verdadero trabajo: reactivar la tercera economía de la región tras sus crisis económica y cambiaria.

El gobierno y los acreedores celebraron el martes un acuerdo de deuda que debería ayudar al país a evitar un default dañino y desordenado, pero Argentina aún queda en camino a una contracción económica de más del 10%, un peso desequilibrado, un aumento de la pobreza y un profundo agujero fiscal.

"Este fue el paso fácil", dijo Stephen Liston, director del Council of the Americas, sobre el acuerdo de deuda y agregó que volver a encaminar la economía sería mucho más arduo.

La fórmula para hacerlo será la prueba amarga que enfrentan el presidente peronista Alberto Fernández y su ministro estrella, el titular de la cartera económica, Martín Guzmán.

"Hoy, celebrar el acuerdo: es lógico y no era obvio", dijo el exministro de Economía Hernán Lacunza en su cuenta de Twitter. "Mañana, los mismos desafíos de los últimos 45 años: sustentabilidad fiscal, moneda local de ahorro, integración equilibrada al mundo. Uno menos: el riesgo de default. Y uno más: la pandemia", explicó.

BRECHA CAMBIARIA

El peso argentino ha sido apuntalado por un fuerte control de capitales, que ha generado que la brecha entre el tipo de cambio oficial y el del mercado negro alcance actualmente el 76%.

El gobierno dice que planea aliviar los controles, pero solo cuando la economía haya sido normalizada, dejando de lado una moneda intervenida y una deformación de los flujos comerciales.

"Es una situación muy precaria, donde tienes una moneda sobrevaluada, pero un debilitamiento de la misma solo empeorará la situación de deuda", dijo Nikhil Sanghani de Capital Economics en Londres.

AUMENTO DE PRECIOS

La inflación, la espina que han tenido los gobiernos argentinos durante años, muestra pocas señales de disminuir. La subida del índice de precios al consumidor mostró cierta desaceleración durante la pandemia, pero se mantuvo en un nivel anualizado por encima del 40% y probablemente se acelerará a medida que la economía se recupere.

El banco central, en busca de liquidez, se enfrenta a una "bola" de deuda a corto plazo, que frena temporalmente los precios, dijo el economista Eduardo Levy Yeyati, de la Universidad Torcuato Di Tella en Buenos Aires.

El banco central "tendrá que elevar las tasas y desarrollar un mercado de pesos que le saque la tarea de endeudarse a siete días por cuenta del Tesoro: la bola de Leliq ya es una espada de Damocles sobre la inflación", explicó.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin