Economía

Stiglitz elogia a Guzmán pero advierte que tiene un problema "grande" con la deuda del FMI

El Nobel de Economía Joseph Stiglitz. Foto: Reuters.

Joseph Stiglitz considera que Argentina tiene un "problema grande con la enorme deuda del FMI", que se sitúa en torno a los 45.000 millones de dólares (unos 38.236 millones de euros), además de tener otras muchas reformas económicas pendientes. El ministro de Economía, Martín Guzmán, es el discípulo del premio Nobel de Economía, con quien trabajó durante años antes de ser convocado por el presidente, Alberto Fernández.

En una entrevista a 'Forbes Argentina', Stiglitz reconoció que la magnitud de la deuda es inédita, al tratarse del mayor préstamo en la historia del FMI. No obstante, también apuntó que el organismo internacional ha cambiado.

"No sé si los 20 años que me pasé criticándolos motivaron ese cambio, pero estoy muy contento de que haya habido un cambio, al menos por ahora, y que sea en la dirección correcta", apunta Stiglitz. Valora positivamente que la actual directora gerente, Kristalina Georgieva, sea la primera directora proveniente de un mercado emergente.

Al economista, según afirma, le gustó "mucho el rol constructivo que asumieron (el FMI)" para que las negociaciones en la deuda externa llegaran a buen puerto, a través del análisis de la sostenibilidad de la deuda argentina y reconociendo que la "austeridad nunca es una solución posible".

Por otro lado, Stiglitz ha subrayado el papel del ministro Guzmán, que fue su pupilo en el ámbito académico. Destacó que el país "no podría haber sido más afortunado de tener como encargado de reestructurar la deuda soberana al administrador que más sabe del tema".

En 2018, el gobierno de Mauricio Macri acudió al Fondo en medio de una de las mayores crisis cambiarias que sufrió el país desde 2001. Gracias a la intervención del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, el mandatario neoliberal recibió el mayor crédito en la historia del organismo multilateral. De los 57.000 millones de dólares aprobados envió sólo 46.000 millones de dólares, dado que todas las divisas se licuaron en nuevas crisis que generó Macri en dos años. Ahora, Alberto Fernández y Guzmán intentan cerrar un nuevo acuerdo con Georgieva para devolver ese dinero que no se reinvirtió en mejorar la economía, sino que se perdió por la fuga de capitales.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin