Economía

Georgieva ve "positiva" la charla con Alberto Fernández para renegociar el acuerdo

La directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva. Foto: EFE.

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva, calificó de "muy constructiva y positiva" su conversación con el presidente Alberto Fernández. Las autoridades argentinas solicitaron abrir negociaciones para un nuevo programa de asistencia financiera después de que la gestión anterior consiga y malgaste el mayor préstamo en la historia del organismo multilateral.

"Hoy mantuve una conversación muy constructiva y positiva con el presidente (Alberto) Fernández y el ministro (Martín) Guzmán. Hablamos de los importantes desafíos que enfrenta Argentina, incluso debido a la pandemia mundial, y las prioridades del Gobierno argentino de cara al futuro, en particular la necesidad de revitalizar la economía y seguir protegiendo a los más vulnerables", dijo Georgieva en un comunicado.

"En este contexto -agregó- el presidente Fernández me notificó la solicitud de su Gobierno de iniciar negociaciones sobre un nuevo programa respaldado por el FMI". Buenos Aires busca la reprogramación de los vencimientos de la deuda por 44.000 millones dólares que tiene con ese organismo.

Georgieva expresó su disposición a dialogar sobre "cómo apoyar los esfuerzos del Gobierno para enfrentar el impacto de la pandemia, impulsar el crecimiento y la creación de empleo, y reducir la pobreza y el desempleo": "Al mismo tiempo que fortalecemos la estabilidad macroeconómica en beneficio de todos los argentinos" en "estos tiempos desafiantes", indicó.

En una misiva enviada al organismo financiero internacional, que lleva la firma del ministro Guzmán, y del presidente del Banco Central, Miguel Pesce, Argentina requiere "formalmente asistencia financiera bajo un programa" con el Fondo e invita al "staff" del organismo "a una misión para comenzar las conversaciones".

El Gobierno argentino expresa que el país enfrenta "importantes necesidades" de balanza de pagos para el período 2021-2024, mayormente asociadas con los pagos de deuda que debe hacer en ese período al FMI.

Esa abultada deuda se generó por un acuerdo de auxilio financiero firmado en 2018 por el Gobierno de Mauricio Macri (2015-2019) con el organismo, el mayor de la historia del Fondo. El pacto, con duras metas fiscales, preveía préstamos totales por un récord de 56.300 millones de dólares, de los cuales llegaron a desembolsarse unos 44.000 millones, cifra que representa el 13,5 % de la deuda total de Argentina y coloca al FMI como el mayor acreedor externo del país.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin