Economía

Trabajadores de puertos agrícolas argentinos hacen huelga tras el fracaso en las negociaciones

Puerto agrícola en el Río Paraná, cerca de Rosario. Foto: Reuters

El gremio de trabajadores técnicos portuarios Urgara dijo el domingo que realizará una huelga de 24 horas a partir de la medianoche en reclamo de aumentos salariales, lo que podría afectar las exportaciones de una potencia agrícola como Argentina.

El sindicato informó en un comunicado que la huelga comenzará a las 00:00 horas del lunes (0300 GMT), luego de vencer una conciliación dictada por el gobierno el 27 de agosto pasado, pero aclaró que el martes acudirá a una reunión en el Ministerio de Trabajo para intentar llegar a un acuerdo.

Urgara llevará adelante un "plan de lucha progresivo y cese de la actividad granaría en puertos de todo el país, ante el fracaso de la negociación con la Cámara de Puertos Privados por paritarias y modificaciones en el Convenio Colectivo de Trabajo", indicó el comunicado.

Los miembros de la Unión de Recibidores de Granos de Argentina (Urgara) son trabajadores clave que analizan las bodegas de los barcos y los granos que se embarcan, por lo que sus huelgas suelen golpear fuertemente las exportaciones.

Urgara había amenazado con realizar una huelga por 36 horas el 26 de agosto pasado, pero suspendió la medida luego de que el gobierno convocara al sindicato y las empresas a dialogar.

"Después de semanas de negociaciones nos vemos forzados a retomar el conflicto con los empresarios portuarios que pretenden ganancias extraordinarias y llenarse los bolsillos mientras nuestros compañeros están poniendo el pecho a la pandemia en los puertos", dijo Pablo Palacio, Secretario General de Urgara.

Argentina es el principal exportador mundial de aceite y harina de soja, el tercero de maíz y un proveedor mundial clave de trigo.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.