Economía

La falta de conectividad en áreas rurales de América Latina afecta al menos a 77 millones de personas

San Juan de Miraflores, Lima, Perú. Foto: Reuters

La falta de acceso de internet de calidad en áreas rurales de América Látina y el Caribe afecta al menos a 77 millones de personas, al mismo tiempo que menos del 40% de éstos cuentan con opciones de conectividad, según un informe realizado por el Instituto Interamericano de de Cooperación para la Agricultura (IICA), el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y Microsoft.

El trabajo titulado "Conectividad Rural en América Latina y el Caribe – Un puente al desarrollo sostenible en tiempos de pandemia", aseveró que un 71% de la población urbana de la región cuenta con opciones de conectividad, ante menos de un 37% en la ruralidad, lo que genera "una brecha de 34 puntos porcentuales que mina un inmenso potencial social, económico y productivo".

Tras realizar un estudio en 24 países, tanto los organismos internacionales como la empresa informática dieron cuenta de que 244 millones latinoamericanos y caribeños no acceden a servicios de internet, de los cuales 77 millones corresponden a habitantes de áreas rurales.

A partir de esto, el informe estableció que los países con una "alta conectividad" en las áreas rurales son Bahamas, Barbados, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica y Panamá.

Esto significa que en estos países entre el 53% y el 63% de unos 43 millones de personas no accede a servicios de conectividad significativa.

Entre los países que poseen un "nivel medio de conectividad" se encuentran la Argentina, Ecuador, México, Paraguay, República Dominicana, Trinidad y Tobago y Uruguay, lo que representa que en estas naciones entre el 64% y el 71% de unos 40,4 millones de personas no accede a servicios de conectividad de calidad.

Por último, en Belice, Bolivia, El Salvador, Guatemala, Guyana, Honduras, Jamaica, Nicaragua, Perú y Venezuela entre el 71% y el 89% de unas 32,5 millones de personas no accede a servicios de conectividad de calidad.

Al respecto, el presidente del IICA, Manuel Otero, explicó que los organismos intervinientes "nos trazamos un objetivo ambicioso: reposicionar a los territorios rurales como zonas con alto potencial de progreso y de prosperidad, algo que demanda sólidos encadenamientos productivos anclados en el acceso a servicios, tecnologías y conectividad en niveles adecuados".

"Como institución clave del sector agropecuario, el IICA y sus socios se movilizan para sumarse a los esfuerzos de los países y del sector privado. Tenemos como meta atenuar radicalmente las brechas que traban el desarrollo. La brecha de la conectividad rural-urbana es una de las que más atención exige", agregó.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.