Economía

La soja superó los 400 dólares y puede solucionar la falta de dólares en Argentina

El precio de la soja subió por tercera rueda consecutiva en la Bolsa de Chicago y superó la barrera de los u$s400 por primera vez desde 2016. La oleaginosa subió un 2,1% y se ubica en los u$s404,82 por tonelada. Esto, junto con la caída de la brecha del dólar, plantea un buen escenario para el Gobierno en su búsqueda de generación de la divisa estadounidense.

Esta mejora en los precios se le atribuye a varios factores. En primer lugar a la posible victoria de Joe Biden en Estados Unidos frente a Donald Trump y una posible finalización de la guerra comercial con China, lo que conllevaría a una perspectiva de intercambio comercial más favorable con el gigante asiático.

Por otra parte, el mercado reacciona a la falta de precipitaciones en América Latina, principalmente en Argentina y Brasil donde está comenzando la rueda de cosecha de la soja. Esta perspectiva favorece al aumento de la demanda aunque, si las condiciones climáticas se agravan, podría traer problemas a las arcas nacionales en cuanto a su producción. Cabe destacar que en las últimas semanas se vio un aumento en las precipitaciones que favorecieron el inicio de la campaña local.

Se le suma a esto, la demora de la cosecha en Estados Unidos en su último tramo y la devaluación del dólar con respecto al euro y el yen. Mientras todavía se resuelven las elecciones en Norteamérica, el dólar cayó 1% respecto del euro y acumula una caída semanal del 1,7%.

La perspectiva para la captación de dólares por parte de la Argentina se ve también beneficiada por la suba del precio del trigo y el maíz. Según destaca la Bolsa de Rosario, el maíz subió US$ 1,6 hasta US$ 161,1 por tonelada, mientras el trigo aumentó US$ 3,5 por tonelada hasta US$ 226,2 por tonelada.

Una cuestión clave fueron las declaraciones del Ministro de Economía, Martín Guzmán, con respecto a su negativa ante la posibilidad de una nueva devaluación ante las presiones del sector exportador. Con esto en vista, y a pesar de la leve baja en las retenciones del mes pasado, los productores retienen los granos y se estima un acopio de más de 15 millones de toneladas de la campaña 2019-2020. La suba del precio de la oleaginosa es un incentivo para la liquidación, aprovechando el elevado precio internacional. En vista de eso, se espera que esta suba pueda traer alivio a las arcas nacionales e ingresen los dólares necesarios para poder activar la economía en la postpandemia.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin