Economía

Una buena: destacan señales de recuperación de la construcción y su rol en la pospandemia

Empresarios y funcionarios destacaron este martes las señales de recuperación del sector de la construcción, y su rol en la reactivación de la economía y el empleo, durante el acto por el día de la actividad que se desarrolló en la planta de la empresa Loma Negra.

El encuentro fue encabezado por el presidente Alberto Fernández desde la Quinta de Olivos, quien aseguró que "la construcción es un motor central para el desarrollo económico argentino; es el motor que va a encender la economía, que va a dar trabajo".

Tras aseverar que "algunos ven ajuste donde no hay", el mandatario afirmó que "hay que mirar el Presupuesto y poder advertir que la inversión en obra pública se multiplica por dos", al asegurar que en lo últimos cuatro años "se ensañaron con la obra pública, y paralizaron una actividad central para el desarrollo económico".

En ese mismo sentido, el presidente de la Cámara Argentina de la Construcción (Camarco), Iván Szczech, afirmó que "a pesar de la situación restrictiva de ingresos fiscales y las múltiples urgencias se elevó al congreso un presupuesto de $843.000 millones en Inversión Pública, un 2,2% del PBI, el doble en montos actuales de lo que fue el presupuesto 2019".

"Esto deja el camino despejado para poder reconstruir la economía a través de la obra pública en el año 2021", afirmó el empresario en el acto al subrayar que para que el presupuesto se lleve adelante "se debe ahora trabajar en generar las licitaciones que rápidamente den la oportunidad de ejecutarlo, ya que los tiempos son escasos y la necesidad es urgente".

Szczech señaló que el sector "venía de 2 años de caída ininterrumpida tanto en la actividad pública como privada que llevaron a la perdida de 180.000 empleos en la industria de la construcción" y que la pandemia fue "el golpe de gracia" al generar "la mayor caída interanual histórica de un 86% en abril", lo que dejó a las empresas "en situación muy critica, sin capital y mucha necesidad de trabajo".

Al referirse a la obra pública, el titular de Camarco destacó "la reactivación de las obras que estaban paralizadas o ralentizadas por la falta de pago que provenía del año 2019" y que "el ministro y su gabinete trabajaron con gran capacidad, diálogo y sin pausa para ordenar una situación compleja y lo lograron".

En este contexto, se refirió a los actuales contratos de PPPs: "Sabemos de la decisión del Gobierno de no continuarlos, pero solicitamos que las negociaciones finalicen en buenos términos, en equilibrio, y con la adhesión de ambas partes a fin de evitar conflictos y graves perjuicios totalmente innecesarios para las empresas y el país", expresó.

Se refirió además "a la transparencia, tan necesaria en la gestión de los recursos públicos" y celebró "la creación del Observatorio de la Obra Pública y la conformación del mismo por parte de organizaciones como Cippec y Poder Ciudadano al igual que Universidades Nacionales".

Por su parte, el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, sostuvo que "es un momento bisagra el que está viviendo el país porque la pandemia evidentemente interrumpió todo tipo de proyectos".

"En lo vinculado a la obra pública y privada afectó pero vimos la enorme capacidad de recuperación que tiene el sector de la construcción, estamos hoy alcanzando de nuevo niveles muy elevados", afirmó el gobernador.

El mandatario provincial también observó que "cuando se pone en marcha la construcción empuja a todas las industrias y tiene el papel fundamental de dar trabajo, lo que permite también es reactivar el consumo".

Kicillof, finalmente, dijo que tanto en la Nación como en la provincia de Buenos Aires "está puesto el ojo y la esperanza de la pospandemia en el área de la construcción" y los efectos de su reactivación para el resto de la economía.

Finalmente, el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis consideró que la falta de insumos de la construcción obedece a un "cuello de botella" que se produce por múltiples factores, entre los que mencionó el aumento de la demanda por la reactivación de la obra pública y privada y la volatilidad del tipo de cambio.

Sobre este último punto, el funcionario indicó que "la decisión del Gobierno es avanzar en un control para garantizar que no haya actitudes especulativas" entre los que comercializan esos materiales que la construcción necesita, tal como remarcó el presidente en la misma jornada.

"El Presupuesto del año que viene que ya está aprobado en el Congreso establece que pasemos del 1,1% del PBI al 2,2%. Esos recursos significan duplicar los fondos y recursos en obra pública", completó Katopodis.

El ministro apuntó que "la obra pública es la que mueve primero, hasta que la economía empieza de a poquito a ponerse en marcha", que es el objetivo final luego de casi un año de pandemia.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin