Economía

Plantas agroexportadoras de Argentina frenan su actividad por huega de los trabajadores

La actividad en distintos puertos y plantas de molienda de granos de Argentina, un proveedor mundial líder de alimentos, se encontraba detenida el martes por una huelga simultánea de dos sindicatos vinculados al sector agroexportador, dijeron líderes gremiales y la cámara que agrupa a las empresas del sector.

El sindicato de recibidores de granos, Urgara, y la Federación de Trabajadores del Complejo Industrial Oleaginoso iniciaron la medida de fuerza a las 06.00 hora local (0900 GMT), en reclamo de mejoras salariales tras semanas de negociaciones con empresas del sector.

El paro, que inicialmente era por tiempo indeterminado, se extendería solo por un día, por lo que concluirá en la mañana del miércoles, pese a que aún no había acuerdo entre las partes, señaló el prosecretario de prensa de Urgara, Juan Carlos Peralta.

Al conflicto se sumó el Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU), que lanzó un paro en la noche del martes ante el fracaso de las negociaciones salariales, según un comunicado del gremio, que no especificó la duración de la protesta.

En la región al norte de la ciudad de Rosario -en la provincia de Santa Fe-, de donde sale cerca del 80% de las exportaciones del sector agroindustrial argentino, la huelga afectaba a unas pocas terminales debido a la fuerte presencia de otros sindicatos del sector.

"Urgara y la Federación de Aceiteros han paralizado a muchas terminales" portuarias, dijo a Reuters Gustavo Idígoras, el titular de la cámara de exportadores y procesadores de granos CIARA-CEC. En Argentina, muchas empresas poseen sus puertos y plantas de procesamiento en el mismo predio.

Una fuente del sector portuario dijo que en el norte de Rosario la medida impedía las actividades a la cooperativa local ACA y un reporte de la empresa de logística portuaria AgroEntregas mostraba que ADM tenía también dificultades para operar en la región.

Además, algunos puertos al sur de Rosario sufrían los efectos de la medida de fuerza, dijo la fuente.

Según la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), el martes el ingreso de camiones a las terminales de Rosario, donde muchos puertos tienen sus plantas molienda en el mismo predio, cayó un 45% intersemanal a 1.306 vehículos.

"Les estamos pidiendo a los líderes de los sindicatos que vuelvan a la mesa (de diálogo) para tener una negociación real basada en las tasas de inflación reales en Argentina", dijo Idígoras.

En medio de una alta inflación, ambos sindicatos hace meses que sostienen negociaciones con las empresas en busca de mejoras salariales, sin haber logrado un acuerdo.

La Federación y Urgara ya habían iniciado huelgas pero el Gobierno obligó su suspensión temporal para retomar las negociaciones. Idígoras señaló que la legislación local impide un nuevo llamado oficial a una "conciliación obligatoria" y que ha pedido ayuda a las autoridades para que retorne el diálogo.

Peralta, el prosecretario de prensa de Urgara, dijo que los embarques también estaban detenidos en los puertos bonaerenses de Quequén y de Bahía Blanca. Ambas terminales suelen ser un sitio donde barcos completan sus cargas tras pasar por Rosario, ya que son puertos de aguas profundas.

Un vocero de la Federación Aceitera aseguró que la adhesión a la medida de fuerza era "prácticamente total" en las plantas procesadoras de Argentina, exceptuando las del polo del norte de Rosario, donde los trabajadores están afiliados a otro gremio.

La medida de fuerza de los sindicatos se produce en un momento en el que hay un bajo flujo de granos a los complejos portuarios de Argentina debido a factores estacionales. Argentina es el principal exportador mundial de aceite y harina de soja, y el tercero de maíz.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin