Economía

Alivio al campo: las lluvias garantizan condiciones para siembra soja y maíz en Argentina

Las lluvias que volvieron a registrarse en las últimas semanas en Argentina siguen manteniendo buenas condiciones para el avance de la siembra de soja y maíz, luego de una sequía que se extendió por meses, dijeron el jueves la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BdeC) y un especialista climático.

La favorable situación se da luego de que importantes zonas rurales del país -uno de los mayores exportadores mundiales de granos- fueran afectadas por el clima seco entre mayo y octubre, lo que generó temores por la siembra de la soja y el maíz.

Las lluvias recientes "mejoran la oferta hídrica sobre el centro-norte del país. Dichas mejoras en la condición hídrica no solo impulsan las labores de siembra de soja de primera, sino que también promueven el comienzo de las labores de soja de segunda sobre ambos núcleos" agrícolas, dijo la BdeC.

El meteorólogo de la Consultora de Climatología Aplicada (CCA) Germán Heinzenknecht dijo a Reuters que, a pesar de la presencia de La Niña, las precipitaciones en la región agrícola núcleo han asegurado a los agricultores que la siembra de la soja y el maíz podrá seguir avanzando.

Actualmente se registra una versión débil del fenómeno climático La Niña, que en el país sudamericano se traduce en lluvias menores a las comunes.

"Ha habido una gran mejoría en las reservas de agua en tres de las provincias de la principal región agrícola: Córdoba, Entre Ríos y Santa Fe", dijo Heinzenknecht, que agregó que en la provincia de Buenos Aires los niveles de humedad son más ajustados.

Según el reporte semanal de cultivos de la BdeC, hasta el miércoles los productores habían sembrado el 48,2% de los 17,2 millones de hectáreas que prevé para la soja y el 35% de los 6,3 millones de hectáreas que espera que serán sembrados con maíz.

"Los cuadros más adelantados (de maíz) transitan el período crítico de definición de rendimiento con reservas hídricas renovadas y buena sanidad", destacó la Bolsa.

Con respecto al trigo 2020/21, la BdeC dijo que podría llegar a recortar su estimación de producción para el cereal, actualmente de 16,8 millones de toneladas, de no registrarse precipitaciones en el corto plazo en el sur de Buenos Aires, una importante región triguera.

Según la entidad, los agricultores argentinos ya recolectaron el 39,9% del área cosechable de los 6,5 millones de hectáreas que se sembraron con trigo 2020/21.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin