Economía

Se reglamenta el impuesto a las grandes fortunas y la AFIP fiscalizará a los evasores

Las 12.000 personas más ricas del país son las alcanzadas por la medida. Foto: Reuters.

El presidente Alberto Fernández firmó el decreto reglamentario de la ley 27.605 votada por el Congreso llamada "Aporte Solidario y Extraordinario para ayudar a morigerar los efectos de la Pandemia". De esta manera la AFIP queda habilitada para cobrar el impuesto a contribuyentes con un patrimonio superior a los $200 millones.

El decreto 42/2021 publicado este viernes dicta que "mediante la referida Ley N° 27.605 se creó, con carácter de emergencia y por única vez, un aporte extraordinario y obligatorio que recae sobre las personas humanas y sucesiones indivisas, residentes en el país y en el exterior, cuyo valor total de bienes esté por encima del monto que allí se especifica".

La norma establece que la tasa a cobrar se irá elevando según el rango de fortuna que se haya declarado: será del 2,25% para quienes se encuentren entre los $300 y los $400 millones, del 2,50% para aquellos que tengan entre $400 y $600 millones, y del 2,75%, para aquellos patrimonios entre $600 y $800 millones. El aporte subirá hasta el 3% en el caso de las fortunas entre los $800 y $1.500 millones y se extenderá hasta el 3,25% para quienes tengan entre $1.500 y 3.000 millones. Por último, a quienes tengan bienes que superen este último valor se les cobrará un 3,5%.

Por otro lado, se informó que la AFIP fiscalizará operaciones destinadas a evadir o eludir el pago del aporte de alrededor de 12.000 personas que se encuadran en el país dentro de esos montos. De esta manera, el organismo recaudador quedó habilitada desde hoy para notificar a los contribuyentes con un patrimonio superior a los $200 millones que deben pagar el Aporte Solidario y Extraordinario de las Grandes Fortunas.

La reglamentación detalló que la AFIP deberá recurrir a herramientas de información para verificar y fiscalizar las situaciones en que se verifiquen "variaciones operadas en los bienes sujetos al aporte" durante los 180 días inmediatos anteriores a la fecha de entrada en vigencia de la ley, que "hicieren presumir, salvo prueba en contrario, una operación que configure un ardid evasivo o que esté destinada a eludir su pago".

El decreto también informa que la repatriación del 30% de los activos financieros del exterior puede ser parcial o total. De esta manera, la ley permite traer fondos a la Argentina para aportarlos a sociedades locales. También detalla que se excluye de la base imponible a los bienes del hogar que representan aproximadamente el 5% de la suma de bienes locales más inmuebles del exterior.

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, aseguró hoy en su cuenta de Twitter que "los momentos excepcionales exigen medidas excepcionales y el compromiso de toda la sociedad", al referirse a la reglamentación del Aporte Solidario y Extraordinario Para Ayudar a Morigerar los Efectos de la Pandemia.

Por otro lado, el diputado Carlos Heller resaltó el "simbolismo de política redistributiva" de la ley "porque significa lograr que los que tienen más pongan en un lugar destinado a los que tienen menos". "Están los que tienen más y los que necesitan más, y eso es lo que tiene que estar presente en las políticas que se diseñan", dijo el legislador en una entrevista en la radio AM 990, y mencionó que "el 99,98% no pagará el aporte y el impulso que dará ese dinero será en beneficio de ellos".

Por último, destacar que la ley determina que el destino de los fondos recaudados tendrá la siguiente distribución: un 25% a exploración, desarrollo y producción de gas natural; otro 20% a adquirir equipamientos de salud para enfrentar la pandemia; un 20% a apoyar a empresas Pymes; un 20% para financiar el relanzamiento de las becas Progresar creadas para apoyar a jóvenes estudiantes, y el 15% restante se utilizará para la urbanización de barrios populares mediante cooperativas organizadas por los vecinos de cada barrio.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin