Economía

Pandemia: creció casi un 21% el uso del Home Banking

La cantidad de usuarios en Mobile Home Banking creció 33,1%. Foto: Reuters.

En un año atípico atravesado por la pandemia de Covid, los medios virtuales para transacciones crecieron a fin de evitar el contacto con otras personas. Así lo reflejan los resultados del Índice de Uso del Dinero Electrónico (UDE), que cerraron el año con un fuerte aumento de las transacciones por Home Banking junto con un incremento de usuarios en canales virtuales.

Según el balance del UDE 2020 elaborado por Red Link, la extracción sin tarjeta a través de Punto Efectivo, alcanzó su punto máximo en julio, superando las 2 millones de órdenes. Se totalizaron 8,8 millones de transacciones en todo el año, lo que representa un crecimiento interanual del 7.569%.

El informe sostiene que "hasta marzo de 2020, mes previo a la llegada de la pandemia de COVID-19 y último casi pleno con desarrollo de las actividades productiva, comercial y social como estaba acostumbrada la sociedad argentina, el total de usuarios del dinero electrónico y de los canales habilitados crecía sostenidamente, con algunos meses más acelerados y otros más atenuados". Pero, a partir de entonces "forzado primero por el aislamiento social preventivo y luego por las bondades de agilidad y seguridad que fueron descubriendo cada vez más los integrantes del hogar, no solo el generador del ingreso principal, como la reducción de tiempos de espera, colas innecesarias, y despreocupación por la falta de "billete físico" en las transacciones corrientes, cobró un singular impulso en casi todas las opciones que presentó el sistema".

También se registró una aceleración del crecimiento de la cantidad de tarjetas de débito bancario en circulación, de 27 millones a fines de 2019, a 28 millones en abril 2020; superó 30 millones en julio y cerró en un máximo histórico de 31,7 millones en el año y aumento de 17,7% interanual. En ese sentido, el incremento más fuerte en los plásticos con uso 14,9%, que pasó a 21,5 millones, fue un reflejo que 6 de cada 10 de los nuevos clientes se abocaron directamente al uso del dinero electrónico a través de canales digitales, como Home Banking y el celular, en particular a comienzos de abril, cuando se implementaron medidas de aislamiento social preventivo y obligatorio.

En cuanto al Home Banking, el año pasado cerró con un incremento del 20,9%, y récord de 241,4 millones de transacciones en julio. Las operaciones que impulsaron este crecimiento fueron: las consultas de saldos (3.959.585), consulta de movimientos (1.444.142), y las transferencias (1.002.460). Por el contrario, acusó caída la consulta de vencimientos (1.241.774).

Un fenómeno similar experimentó la cantidad de las operaciones en el resto de los canales: Mobile Home Banking creció 33,1% en un año en cantidad de usuarios, a 2 millones, y 32,8% en cantidad de operaciones, las cuales se afirmaron arriba de los 100 millones por mes desde abril. Por su parte, Link Celular subió un 31% en usuarios y 39,2% en transacciones; y los de la billetera digital, uno de los rubros más expansivos del año, multiplicó por más de 3 la cantidad de usuarios y casi en  4 el volumen de transacciones.