Economía

Combustibles: YPF "reordenó" el precio de sus naftas

YPF "reordenó" el precio de sus combustibles. Foto:Reuters.

YPF inició la semana con subas en sus surtidores en algunas capitales provinciales con un aumento promedio del 1,2%, pero bajó en otras locaciones. La petrolera estatal aclaró que se trata de un "reordenamiento del último aumento, que busca achicar la brecha de precios con la competencia y reducir la diferencia entre capitales e interiores de algunas provincias".

En la Ciudad de Buenos Aires, el litro de nafta súper pasó de $ 73,60 a $ 74,60 (1,4%) y la Premium de $ 84,70 a $ 85,70 (1,1%), mientras que el gasoil común aumentó de $ 69,20 a $ 70,20 (1,4%) y el gasoil Premium de $ 81,40 a $ 82,40 (1,2%). El precio de los combustibles estuvo congelado por el Gobierno durante gran parte del 2020 por la pandemia, pero desde que se permitió el primer aumento el último 19 de agosto, la suba en la Capital Federal ya acumula un 40%.

Con respecto al último incremento, desde YPF aclararon que "no se implementó un aumento general", ya que también hubo bajas en algunas regiones y que en otras, como los corredores Norte y General Paz de la ciudad de Buenos Aires, no hubo ninguna variación. "Las modificaciones, tanto a la suba como a la baja que se reflejaron en este lunes responden a un reordenamiento del último aumento, que busca achicar la brecha de precios con la competencia y reducir la diferencia entre capitales e interiores de algunas provincias", aseguraron.

De esta manera, por ejemplo, los precios en Mendoza bajaron entre 0,3% y 0,4% para las naftas súper e Infinia, mientras que el gasoil también lo hizo en un 0,3%. En Córdoba, Santa Fe y Santa Cruz el diésel se mantuvo sin cambios, mientras que el gasoil premium bajó 1,2%.

La empresa argumentó que "como consecuencia de haber aumentado menos los precios que la competencia durante el año, se generó una presión de demanda que se busca corregir achicando brecha", mientras que "se bajaron precios en los productos en dónde la brecha entre las ciudades del interior y la capital de provincia era mayor al 2%". Esto quiere decir que las competidoras (como Shell, Axion y Puma), que generalmente suelen acompañar los aumentos de YPF uno o dos días después, aplicaron aumentos mayores, lo que enfocó la demanda en la petrolera estatal. Achicando la brecha, se busca reducir la presión y poder seguir abasteciendo sin inconvenientes.

El gerente de la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos de la Argentina (Cecha), Guillermo Lego, apuntó que el incremento de combustibles en el interior del país fue "del 1,2% aproximadamente" y que "hay subas programadas hasta mayo: de aquí a ese mes los combustibles subirán de 5% a 6%". "Las empresas dicen que tienen que recomponer sus costos, pero también aumentó el barril de crudo y ahí las petroleras aumentan", comentó el dirigente en declaraciones a radio El Destape.

En ese sentido, un barril salía $ 4.300 y ahora llegó a valer $ 5.400, a tipo de cambio oficial. "Las petroleras dicen: aumenta la materia prima y hay que subir los precios en surtidores", dijo el dirigente empresario.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin