Economía

Sputnik V: se producirá la vacuna rusa en Argentina

A casi un año de que se declarara la pandemia de la Covid-19, Argentina anunció una buena noticia: el país producirá la Sputnik V. El laboratorio Richmond de la Argentina firmó un memorándum de entendimiento con la Sociedad Gestora del Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF), según comunicó la compañía.

En el anuncio, también se detalla que en el desarrollo de la vacuna rusa en la Argentina participará Hetero Labs Limited, un laboratorio de India con el que Richmond mantiene una alianza estratégica desde hace más de 25 años. El acuerdo fue suscripto en Moscú por Tagir Sitdekov, en representación RDIF, y Marcelo Figueiras, presidente de Richmond.

La Argentina viene recibiendo partidas de la vacuna desarrollada por el Insitituto Gamaleya tras un acuerdo entre el gobierno argentino y el ruso. En medio de críticas de la oposición que ponían en duda los datos científicos publicados, comenzó a aplicarse a trabajadores de la salud a fines de diciembre pasado.

La Sputnik V hoy cuenta con el abal de la mayoría de la sociedad y es reconocida en el mundo como una de las más eficaces. Las dudas se disiparon cuando la reconocida revista científica The Lancet publicó un estudio de la vacuna rusa que confirmaba el 91,6% de eficacia contra el coronavirus.

Con respecto a la producción en Argentina, el laboratorio Richmond tiene una planta de producción en el municipio bonaerense de Pilar y lanzó recientemente un plan de inversión de 80 millones de dólares proyectado para los próximos cinco años.

A inicios de febrero, Kirill Dmitriev, director general del RDIF, había afirmado en una rueda de prensa virtual que "la Argentina puede producir la vacuna Sputnik V". En ese marco, también había adellantado que iban a "prever la producción" en el país al incluir "contratos con algunos productores".

La vacuna utiliza una tecnología de adenovirus humano de dos vectores diferentes, Ad5 y Ad26, para una primera y una segunda inyección. Sin embargo, Sputnik V no contiene adenovirus humanos vivos, sino vectores adenovirales humanos que no son capaces de multiplicarse y son completamente seguros para la salud.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin