Economía

Argentina importará alimentos para garantizar abastecimiento y precios

La inflación, un drama nacional Foto: Archivo

Argentina recurrirá a importar alimentos para garantizar el abastecimiento de los productos básicos y controlar los precios, según ha anunciado el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich. Aumentan precios de combustibles y la inflación treparía a 28% en 2014.

La decisión de uno de los mayores productores agropecuarios del mundo, marca un cambio de estrategia en la administración de la presidenta Cristina Fernández, que ha impuesto fuertes restricciones a las importaciones de productos para defender la industria nacional.

"Se va a recurrir incluso a importaciones" para "garantizar precio y abastecimiento" de "todos los productos que integran la canasta de referencia" dijo Capitanich en una conferencia de prensa celebrada en Casa de Gobierno.

La primera acción en este sentido será la importación de tomates de Brasil, un producto "estacional" donde "puede llegar a haber en los próximos días reducción en la oferta y por consiguiente, aumento de precios", dijo.

Abundó en que por ello, la presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, ya ha instruido al ministro de Economía, Axel Kicillof, para que a través del Mercado Central se propicie la importación de tomates de Brasil para garantizar el abastecimiento y el precio a los consumidores.

El jefe de ministros anunció que lo mismo se hará con todos aquellos bienes que experimenten problemas de oferta estacional o que puedan afectar el nivel de precios.

El objetivo del Gobierno, dijo, es garantizar que el consumidor tenga todos los bienes "perfectamente garantizados en abastecimiento y precios, y se va a recurrir inclusive a importación de los productos que sean necesarios para garantizarlo", apostilló.

ALTA TASA DE INFLACIÓN

Argentina tiene una de las mayores tasas de inflación en el mundo. Los precios al consumidor subieron alrededor de un 25 por ciento en el 2013 según estimaciones privadas, aunque las desprestigiadas estadísticas oficiales la estiman en alrededor del 10 por ciento, informa Reuters.

La falta de inversión, una alta emisión monetaria para satisfacer el elevado gasto público del Gobierno y la incertidumbre por el debilitamiento de la economía local son algunas de las causas del incremento de los precios, según analistas, señala la misma agencia.

Aunque se niega a reconocer la inflación, el Gobierno lanzó el lunes pasado su tercer congelamiento de precios en un año, pero apenas abarca unos 200 productos básicos de los miles que encuentran en un supermercado y se extiende por ahora sólo a las grandes cadenas en Buenos Aires y sus alrededores.

Los controles de precio lanzados previamente por el Gobierno fracasaron debido a que los productos que abarcaban no se encontraban disponibles en las góndolas de los supermercados.

Capitanich reconoció que este problema persiste. "Hemos identificado problemas de logística y abastecimiento en algún tipo de productos", expresó.

Argentina es uno de los mayores exportadores mundiales de trigo, maíz y soja, además de otros productos agroindustriales.

comentariosforumWhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin