Economía

Aseguran que gracias a la inflación, el Gobierno podría haber eliminado la miseria

Un fascímil de la investigación.

Entre 2008 y 2013 hubo un excedente de recaudación de 183.000 millones de dólares en las arcas estatales, calculando el excedente a partir de un gasto histórico del 30% del PBI. Según la Fundación Libertad y Progreso, este monto podría haberse empleado para mejorar la calidad de vida y empleo de los argentinos, a través de varias vías, como la construcción de viviendas y autopistas y la eliminación de la desnutrición.

"Por citar un ejemplo, con 60.000 millones de dólares se podrían haber construido casas amplias y confortables para 2 millones de familias de 5 integrantes, cada casa a un valor promedio de 30.000 dólares (tomando la cotización blue utilizada en la valuación del mercado inmobiliario)", indicó el último informe de la organización. Además, dotar de agua, electricidad, cloacas y gas a esas casas demandaría un extra de 6.000 millones de dólares.

Por otro lado, con el excedente también se podrían haber construido 7.000 kilómetros de autopistas en los principales corredores de tráfico del país, de acuerdo al plan del Instituto Nacional de Transporte de la Academia Nacional de Ingeniería, a un costo total de 23.100 millones de dólares, según reflexionó la fundación.

"Estas decisiones de inversión, además de los beneficios evidentes que hubieran provocado en la vida concreta de los ciudadanos, hubieran generado miles de nuevos puestos de trabajo", criticó. Así, el organismo calculó que estos proyectos habrían creado 819.400 empleos directos e indirectos.

Finalmente, utilizando todo este dinero para viviendas, servicios y autopistas, todavía sobrarían fondos para financiar la erradicación de la desnutrición de los niños entre 0 y 2 años (aproximadamente 1584 millones dólares, tomando como base las estimaciones de la Fundación Conin) y aún así, sobrarían 73.416 millones de dólares que podrían usarse para aumentar las jubilaciones, mejorar los hospitales o financiar futuras reducciones de impuestos.

"Entre 2008 y 2013 el Gobierno contó con un excedente de recaudación que se usó para financiar gasto público improductivo, y aún así no alcanzó para cubrirlo del todo, generando un déficit que llegó al 4% del PBI", destacó Manuel Solanet, director académico de Libertad y Progreso.

"Sólo utilizando una parte del excedente de recaudación, el Gobierno podría, por ejemplo, haber eliminado completamente las villas miserias, construyendo viviendas dotadas de los servicios básicos para 10 millones de personas", acotó por su lado el director general de la Fundación, Agustín Etchebarne.

comentariosforumWhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin