Economía

Argentina y México llegan a un acuerdo sobre el comercio automotriz

El intercambio de automóviles, foco de tensión bilateral Foto: Archivo

Funcionarios de Argentina y México han alcanzado este miércoles un acuerdo bilateral para los próximos cuatro años que permitirá el libre comercio de automóviles y piezas por 575 millones de dólares en los primeros doce meses, una cifra que se expandirá en años siguientes, según ha informado una fuente del Gobierno argentino familiarizada con la negociación.

El nuevo acuerdo --que fue confirmado, sin detalles, por un comunicado del Ministerio de Industria argentino-- se firmaría la próxima semana, cuando vence un convenio del 2012 que establecía un comercio administrado entre ambas naciones con un tope de alrededor de 600 millones de dólares para el sector automotriz.

"(El cupo) va a ir subiendo a casi 640 millones de dólares para el cuarto año. El segundo serían poco más de 590 millones y en el tercero más de 610 millones de dólares", ha añadido la fuente bajo condición de anonimato, a la agencia Reuters.

Las operaciones que superen a esos montos podrán resultar exentas de impuestos de acuerdo con un sistema de "1 a 1", por el cual cada país podrá exportar libremente un dólar por cada dólar importado, ha añadido la fuente.

Cuestión conflictiva

El nuevo acuerdo es un alivio a una cuestión conflictiva para ambas naciones, ya que México establece un arancel del 20 por ciento y Argentina del 35 por ciento para las importaciones del sector automotriz.

En esta reunión han participado Francisco de Rosenzweig, subsecretario de Economía de México, y Horacio Cepeda, secretario de Planeamiento Industrial del Ministerio de Industria argentino.

"Las partes acordaron las bases para modificar el Acuerdo de Complementación Económica 55 (ACE 55) y mantener el flujo de comercio bilateral libre de aranceles en materia automotriz, mediante un esquema de cupos y de intercambio compensado", ha afirmado la cartera industrial argentina en una nota de prensa.

Recientemente, el Gobierno acordó aumentar el cupo de dólares disponible para las importaciones de la industria automotriz con el fin de reactivar al sector, golpeado por las restricciones impuestas a las compras de piezas de vehículos al exterior y por el rígido control cambiario vigente en la nación austral.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum