Economía

Argentina e Italia vuelven a aliarse para lanzar cuatro nuevos satélites al espacio

La sala limpia de INVAP, la empresa estatal que fabrica satélites.

La Comisión Nacional de Actividades Espaciales (Conae) de Argentina y la Agenzia Spaziale Italiana (ASI) firmaron una carta de intención para intensificar la cooperación bilateral en ciencia, investigación y tecnología y en la prevención y gestión de emergencias, informaron fuentes oficiales.

Como principal avance, el documento da inicio a una nueva fase del Sistema Italo-Argentino de Satélites para la Gestión de Emergencias -cuya constitución data de 2005-, que se denominará Siasge II. Serán cuatro nuevos satélites construidos, lanzados y aprovechados en conjunto.

"Para nosotros, es una satisfacción muy grande poder avanzar en la vinculación entre ambos países. Esta es un área que tiene historia alta visibilidad, y que creemos que más allá del impacto científico también va a lograr un alto impacto económico", dijo el ministro de Ciencia argentino, Lino Barañao, durante el acto de rúbrica, celebrado hoy en Buenos Aires, según un comunicado.

Por parte de la ASI firmó su presidente Roberto Battiston, quien destacó que "esta será la constelación de satélites y radares más grande del mundo, el desafío es transformar todos los datos obtenidos en riqueza".

El objetivo principal es que el Siasge "sea operativo, que no sean misiones esporádicas sino que continúen en el tiempo", explicó a Efe Conrado Varotto, director ejecutivo y técnico de la Conae, también presente en el acto.

Constelación ítalo-argentina

Mediante este programa, Argentina e Italia acuerdan el funcionamiento conjunto de sus respectivos satélites de observación de la Tierra: los dos argentinos Saocom 1A y Saocom 1B, que se pondrán en órbita en 2017 y 2018 equipados con sistemas de radar en banda L, y los cuatro Cosmo-Skymed italianos (ya en el espacio), con sistemas de radar en banda X.

"Funcionando en conjunto, los seis satélites se complementan y se potencian sus aplicaciones, para ofrecer productos y servicios de teledetección con radar de apertura sintética (SAR) combinado en banda L y en banda X, especialmente aptos para seguimiento de inundaciones y conocimiento de la humedad de suelo, entre otros", detalló Conae en un comunicado.

El sistema tiene aplicaciones no solo de control medioambiental sino también agrícolas y sanitarias. Por ejemplo, las mediciones pueden ser útiles para calcular la evolución de enfermedades como el dengue o para prevenir desastres derivados de las inundaciones, detalló Varotto.

"Con diferentes técnicas se obtienen diferentes informaciones" y "si uno es capaz de combinar informaciones será capaz de tomar mejores decisiones", de forma similar a lo que ocurre para detectar enfermedades en personas con pruebas como el TAC o la radiografía, indicó el director ejecutivo de Conae.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0