Economía

Macri mira a China para paliar la caída de la industria nacional en Argentina

Mauricio Macri, presidente de Argentina. Foto: EFE

Argentina no logra despegar. La industria cae en todos sus índices y la construcción, sector del que el Gobierno había ya comenzado a pronosticar los primeros brotes verdes, vuelve a registrar números negativos. El mercado interno no responde y, pese a las críticas, el presidente Mauricio Macri espera poder remontar el segundo trimestre gracias al auxilio de China.

En el mes de septiembre, la industria cayó un 7,3% en su tasa interanual. Según la última actualización del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), el sector refleja desplomes en prácticamente todas sus áreas: la industria automotriz (22,5%), industrias metálicas básicas (23,1%), textil (12,1%), metalmecánica (10,9%) o, entre otras, caucho y plástico (11%). También la construcción -un 13,1%- acentuó su caída en el noveno mes del año.

Aunque la recuperación prometida en el segundo semestre parece que tardará un poco más, la Casa Rosada confía en poder equilibrar los números. Y, en esta batalla, el presidente apuesta por seguir abriendo fronteras. En este sentido, en la cumbre del G-20 que tuvo lugar este mes de septiembre en Washington Macri se reunió con su homólogo chino, Xi Jinping, quien celebró "que hayan vuelto al mundo".

Fin del plazo

El 11 de diciembre se extingue el plazo de 15 años dado por la Organización Mundial del Comercio para China desde su entrada en el organismo para que sea considerado como economía de mercado. Pese a las últimas reformas acometidas por el gigante asiático estos últimos años, hay Estados que no aprueban dicha condición. No es el caso de Argentina. "China cumplió con las condiciones de la OMC y tiene que ser considerada una economía de libre mercado, porque el 60% de su economía es totalmente privada", aseguró Diego Guelar, embajador argentino en China. En casa, la Unión Industrial Argentina advierte de que avanzar aceleradamente en esa dirección, "dejará expuesta a la producción nacional a la competencia de precios desleal".

El comercio entre China y América Latina disminuyó en 2015 un 10,28% respecto al año anterior. Según datos del Ministerio de Comercio, las exportaciones de China hacia América Latina se situaron en 131,522 millones de dólares, un 2,97% menos que la cifra del año anterior, mientras que las importaciones también registraron un descenso del 18,09% hasta los 103,780 millones.

A pesar de esta merma, en el 2014 China se consolidó como el segundo socio comercial de la región, después de Estados Unidos. Es más, dicho intercambio superó por primera vez el trueque comercial que el gigante asiático realiza con Europa. Dicha inversión fue llegando poco a poco entre el 2001 y el 2014, años en los que el comercio bilateral pasó de 15,700 a 276,000 millones de dólares.

A pesar ello, hay un dato optimista: la inversión extranjera directa, que mide la colocación de capitales a largo plazo en países extranjeros y en 2015 estos flujos desde China hasta la región alcanzaron los 21,371 millones de dólares, un 67% sobre la cifra de 2014.

comentariosicon-menu1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
arrow-comments

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

A Favor
En Contra

al final no le quedo mas remedio que aliarce a China o se que cristina no estaba equivocada con quien tenia que acordar para mejorar la economia mauricio penso que los EE. UU . era la solucion y olvido que ganaria las elecciones Trump sigue equivocandose deve ser el 14500 erro que comete como presidente es un recor de errores con sus errores lleva al pais a la peor crisis financiera de los ultimos 100 años

Puntuación 0
#1