Economía

Venezuela y Argentina, los 'campeones' de la inflación y la devaluación durante 2018

Macri tiene una buena imagen internacional, aunque incumplió todo lo que prometió en materia de control contra la inflación.

La subida generalizada de los precios en Venezuela y Argentina provocó un desequilibrio inflacionario en Latinoamérica durante 2018, un año marcado por la intensificación de la crisis venezolana, la lenta recuperación de mercados claves y la devaluación de las monedas.

Lo que se vio en 2018 "fue un traspaso de la perdida internacional de las monedas latinoamericanas a efectos de inflación", siendo el fenómeno particularmente critico en Argentina y Venezuela, explicó el analista y fundador de Pyxis Big Data Económica, Daniel Niño Tarazona.

De hecho, la crisis alcanzó niveles insostenibles en Venezuela, que despidió 2018 con una inflación de 1.698.844,2%, según la Asamblea Nacional (AN, Parlamento), de contundente mayoría opositora. El Legislativo venezolano prevé que este indicador cerrará 2019 por encima de 10.000.000%, coincidiendo con el Fondo Monetario Internacional.

"El nivel de hiperinflación en Venezuela se deriva, entre otros factores, de los problemas de producción y oferta de bienes", precisó el docente universitario y analista económico de Rogue Economist Gregorio Gandini.

Argentina, por su parte, registró en 2018 una inflación del 47,6% interanual, la cifra más alta desde 1991, y para 2019 se espera que llegue al 28,7%. Brasil cumplió con la meta marcada por el Gobierno con el índice de precios al consumidor (IPC) situado en 3,75% en 2018, pero el dato aún refleja la lenta recuperación de la economía.

"Será muy importante evaluar qué reformas puede llevar a cabo el presidente Jair Bolsonaro y cómo pueden afectar el consumo de los hogares y por tanto el nivel de precios, que durante 2018 registró aumentos en la mitad del año y correcciones a la baja en el último trimestre", afirmó Gandini.

La inflación en México se deslizó a 4,83% al final de 2018 y se ha proyectado que cerrará este año en el 3,4%, mientras que Chile remató el año con la inflación en 2,6%, 0,3 puntos porcentuales más frente a 2017, aunque la mantiene por debajo del rango meta de entre un 2 y un 4% establecido por el Banco Central para un horizonte de dos años.

El IPC acumulado del año pasado se ubicó en 7,96% en Uruguay, en donde el Comité de Coordinación Macroeconómica informó que ratifica el rango objetivo para la inflación de 3 a 7% para los próximos 24 meses. Perú cerró el año con el IPC en 2,19% y se proyecta que se mantendrá en un 2% en 2019 y 2020. Ecuador registró en 2018 una escalada de la inflación hasta 0,27% y este año varios analistas consideran que ese dato rondará el 2%.

El IPC anual en Bolivia se situó en 1,51% en 2018 y para este año la previsión oficial es que llegue a 4,04%. La inflación en Colombia fue del 3,18% en 2018 y los expertos calculan que en 2019 estará entre el 3,5 y 3,6% como consecuencia del fenómeno climático de El Niño. Paraguay concluyó 2018 con una inflación del 3,2% y este año el Banco Central mantuvo el objetivo de la tasa en el 4%.

En Centroamérica, los datos disponibles en Panamá muestran que a noviembre de 2018 esa tasa se situaba en 0,8% interanual y se prevé que 2019 el índice sea del 1,4%. Aún sin proyecciones para 2019, Nicaragua terminó 2018 con una inflación de 3,89 ¡% pese a la crisis sociopolítica que ha hecho retroceder la economía. Costa Rica registró un IPC de 2,03% en 2018, inferior al registrado en 2017 cuando fue de 2,57%, y las autoridades aún no han presentado la meta de inflación para 2019. Honduras se anotó en 2018 una inflación de 4,22% y para este año se estima que la tasa no supere el 4%.

Guatemala reportó que la inflación acumulada fue de 2,31% el año pasado y se estima que en 2019 el Gobierno fije la meta entre el 3 y 5%. La inflación acumulada a diciembre de 2018 en El Salvador fue del 0,43%. República Dominicana apuntó una inflación de 1,17% en 2018, la menor reportada en los últimos 34 años. Cuba no publica regularmente sus indicadores o lo hace con varios meses de demora, de modo que se desconoce la cifra de inflación de 2018, mientras la de 2017 fue del 0,6%.

¿Qué se espera para este año?

Para 2019, el analista Niño estima que se "empiece a agotar el fenómeno de fortalecimiento del dólar a nivel global", lo que se traducirá en una menor devaluación de las monedas y por consiguiente se prevé que la tasa de cambio "no sea una fuente tan importante de inflación como lo fue en 2018".

"Aun así por tener inflaciones en términos históricos bastantes bajas, se esperaría un leve repunte de inflación en Chile o Perú, (...) y en el caso de Venezuela o Argentina continua la inquietud de que si siguen presentándose presiones inflacionarias al alza", apuntó.

No obstante, esperaría que "el fenómeno de aceleración en los precios sí se empiece a contener" y que "hayan unas reducciones moderadas en la inflación" en 2019 en países como Argentina.

La siguiente es la comparación de la inflación en América Latina:

PAÍS 2017 2018

Argentina 24,8 % 47,6 %

Bolivia 2,71 % 1,51 %

Brasil 2,95 % 3,75 %

Colombia 4,09 % 3,18 %

Costa Rica 2,57 % 2,03 %

Cuba 0,6 % No disponible

Chile 2,3 % 2,6 %

Ecuador 0,2 % 0,27 %

El Salvador 2,0 % 0,43 %

Guatemala 5,68 % 2,31 %

Honduras 4,1 % 4,22 %

México 6,77 % 4,83 %

Nicaragua 5,68 % 3,89 %

Panamá 0,5 % 0,8 %

Paraguay 4,05 % 3,2 %

Perú 1,36 % 2,19 %

R.Dominicana 4,20 % 1,17 %

Uruguay 6,55 % 7,96 %

Venezuela 2.616 1.698.844,2 %

Daniel Salazar Castellanos

Relacionados

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0