Economía

Aunque la inflación anual llega al 57%, el Banco Central baja más las tasas

Los precios de los alimentos subieron más de 60 por ciento el último año.

El banco central de Argentina (BCRA) colocó el viernes Letras de Liquidez ('Leliq') por 115.898 millones de pesos (unos 2.643 millones de dólares) a una tasa promedio del 66,709% en la primera licitación del día, dijeron operadores.

Añadieron que la subasta anotó un rendimiento máximo del 66,95% y un mínimo del 66,499% anual para el plazo de 11 días. La tasa de referencia diaria de las 'Leliq' finalizó el jueves en 67,313%, tras dos licitaciones.

La tasa cae pese a que el Índice de Precios al Consumidor (IPC) de Argentina avanzó 3,1% en el quinto mes del año, luego de registrar un incremento de 3,4% el mes previo y un 4,7% en marzo.

Especialistas consultados por Reuters coincidieron en que esta desaceleración se da por una conjunción de factores como la estabilidad del tipo de cambio y la decisión de posponer aumentos de tarifas de servicios públicos y de los combustibles.

Las estimaciones entre cinco analistas locales y nueve extranjeros arrojaron un avance en la mediana de igual porcentaje para el IPC correspondiente al quinto mes del año.

"La principal explicación de la desaceleración inflacionaria reside en la calma del mercado cambiario", afirmó la consultora Ecolatina, y añadió que "apagado el motor del dólar, las presiones se atenuaron sensiblemente (...) (y) pasado ya el grueso del aumento de tarifas, la suba de precios aminorará su marcha".

El peso mayorista del país sudamericano cedió en mayo un 1,03% contra el dólar, cuando durante el primer cuatrimestre del año acumuló una fuerte depreciación del 14,88%. La caída en 2018 fue del 50,53%, contra un IPC del 47,6%. Entre junio de 2018 y mayo de 2019, la suba de precios fue del 57,3%.

Relacionados

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.