Economía

El maíz sufre su peor caída en tres años

Los futuros del maíz en Estados Unidos sufrieron su peor desplome en casi tres años, después de que la estimación de superficie plantada del Departamento de Agricultura fue muy superior a las expectativas del mercado, pese a las lluvias que interrumpieron la siembra durante la primavera boreal.

La soja subió debido a que el Departamento de Agricultura (USDA, por su sigla en inglés) estimó una superficie menor que la esperada, mientras que el trigo cayó arrastrado por el desplome del maíz.

En su reporte anual de superficie, el USDA dijo el viernes que los agricultores estadounidenses sembraron 97,7 millones de acres de maíz y 80,0 millones de acres de soja. Eso se compara con las proyecciones que realizó el gobierno en marzo de 92,8 millones de acres de maíz y 84,6 millones de acres de soja. Analistas, en promedio, esperaban 86,6 millones acres de maíz y 84,4 millones de acres de soja.

Los futuros del maíz cayeron a pesar de que la mayoría del mercado espera que la cifra real sea considerablemente menor. "Estas son las intenciones de los agricultores en las dos primeras dos semanas de junio, así que probablemente no es lo que realmente se sembró", dijo Brian Hoops, presidente de Midwest Marketing Solutions.

El maíz para septiembre en la Bolsa de Chicago cerró con una baja de 21 centavos a 4,2475 dólares por bushel, luego de que en la sesión perdió el límite diario de 25 centavos. El desplome de 4,7% fue el mayor para el contrato más activo desde el 6 de julio de 2016.

Los futuros del maíz a diciembre, correspondientes a la nueva cosecha, se hundieron 19,50 centavos a 4,3150 dólares por bushel.

La soja para agosto subió 10,75 centavos a 9,0450 dólares por bushel, mientras que el contrato de la nueva cosecha a noviembre ganó 10,75 centavos a 9,23 dólares por bushel. El trigo para septiembre bajó 19,50 centavos a 5,2725 dólares por bushel.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.