Empresas

En un encuentro virtual con empresarios, Alberto Fernández pidió trabajar "juntos para desarrollar a la Argentina"

El presidente argentino, Alberto Fernández, pidió este miércoles a los empresarios "trabajar juntos para desarrollar a la Argentina", un país que cuenta con "muchísimas oportunidades" en diversos sectores de su economía y donde el contexto para la inversión es "favorable".

"Lo que nosotros necesitamos es una Argentina que crezca con confianza y que los empresarios entiendan que debemos trabajar juntos para desarrollar a la Argentina", defendió el mandatario en la apertura del 56 coloquio del Instituto para el Desarrollo Empresarial de Argentina (IDEA), un foro de debate económico.

En su intervención, Fernández defendió que los empresarios, por el mero hecho de serlo, "no deben ser descalificados, como tampoco deben ser descalificados los trabajadores", en referencia a las últimas manifestaciones a favor y en contra del Gobierno.

"Recuperar nuestra convivencia es central para recuperar una Argentina distinta", señaló, agregando que lo que necesita el país para volver a la senda del crecimiento económico, tras más de dos años en recesión, es que tanto trabajadores como empresarios caminen y construyan "juntos".

El presidente reconoció que el país suramericano afronta "problemas" derivados de la escasez de divisas, aunque rechazó tajantemente que desde el Gobierno fuesen a bloquear los depósitos en dólares de la población, algo que sucedió durante la crisis política, económica y social de finales del 2001.

"Hoy mismo enfrentamos un problema por la falta de divisas que heredamos. Por una desconfianza que se crea porque se repiten cosas que no son ciertas, como las que plantean los que dicen que se viene una devaluación hasta los que plantean que podemos quedarnos con los depósitos de la gente. Jamás haría semejante cosa", aseguró.

OPORTUNIDADES DE INVERSIÓN

En ese sentido, el jefe del Estado argentino mencionó uno a uno los sectores en donde hay mayor margen de crecimiento, empezando por el agroexportador, que tiene la ocasión "ya no de vender su producción primaria, sino de elaborar su producción, agregarle valor y convertir esos granos en proteínas animales", en un mundo que tras la pandemia "reclama alimentos".

También hizo hincapié en los hidrocarburos, anunciando que en los próximos días su Ejecutivo presentará el "Plan Gas" en Vaca Muerta, uno de los mayores reservorios mundiales de hidrocarburos no convencionales, el cual tiene por objetivo generar "mucha inversión" y "dar trabajo" en esa zona.

Otro de los sectores a tener en cuenta es el minero, "que todavía no se ha desarrollado suficientemente bien" y que puede crecer cumpliendo los estándares sociales para evitar daño al medioambiente, al igual que el de las energías renovables.

"Ayer mismo anunciamos una inversión de 750 millones de dólares en Dock Sud (provincia de Buenos Aires) para producir combustibles menos contaminantes (...). Estamos teniendo la oportunidad de autoabastecernos de combustibles bajos en azufre, y en La Plata el combustible que se refine será exportado, son pesos que se convierten en dólares para seguir creciendo", aseveró.

Por otro lado, una de las mayores apuestas del Ejecutivo para el próximo año será la construcción y la obra pública, con "incentivos muy fuertes" para quienes piensen en invertir su dinero en "otras cosas que no sean el dólar".

"La construcción de viviendas será una gran oportunidad de inversión y vamos a hacer de la obra pública el gran motorizador de la economía argentina. Vislumbro un año entrante que nos ofrece enormes posibilidades", manifestó Fernández.

En cuanto al desarrollo federal del país, el presidente subrayó su intención de "llevar inversiones" a las provincias del interior, con especial énfasis en un canal de salida al Pacífico para la cordillera norte del país.

"Imagínense al norte saliendo al Pacífico, todo lo que tendrían que evitar, miles de kilómetros en trasladar sus producciones a los puertos de Buenos Aires. Nosotros tenemos que trabajar en todo eso, el desafío es muy grande, pero la oportunidad de hacerlo es maravillosa", indicó.

CRÍTICAS A LA GESTIÓN DE MACRI

Durante su exposición, Fernández también criticó la gestión de su predecesor en el cargo, Mauricio Macri (2015-2019), quien abandonó la Casa Rosada con un 36 % de pobreza, "muy pocas reservas" en el Banco Central (entre las elecciones primarias, en las que el ahora mandatario, con Cristina Fernández como vicepresidenta, fue el más votado, y las presidenciales, el país perdió 23.000 millones de dólares) y un cepo que "impedía" el acceso al dólar.

"Llegamos a una Argentina recesiva, que llevaba dos años de caída del consumo. Se habían cerrado más de 25.000 pymes, se había potenciado el desempleo y la precarización del trabajo a través de las formas del monotributo. Todo eso pasó durante un Gobierno que decía estar preocupado por los empresarios", argumentó el presidente.

En cuanto a las cifras de aumento del desempleo, que trepó hasta el 13,1 % en el segundo trimestre del 2020, Fernández explicó que es "un buen dato comparado con otras regiones del mundo", añadiendo que a través del Estado se proporcionó ayuda a 236.000 empresas que, sin ese aporte, "tal vez hoy no existirían".

Con todo, el líder del Ejecutivo se mostró optimista respecto al futuro, puesto que lo "único bueno entre tanta tragedia" es que finalmente el país tocó el "fondo del pozo".

"Somos un país con enormes oportunidades y un pueblo maravilloso que se ha repuesto una y otra vez a las caídas que los gobiernos le causaron. Tenemos la oportunidad de levantarnos otra vez, y vamos a levantarnos respetando la solidaridad, los derechos de los que menos tienen y ayudando a los que invierten y producen", concluyó el presidente.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin