Empresas

El BBVA será el primer banco en emitir tarjetas de plástico reciclado en el país

Foto: BBVA.

Con motivo del Día Mundial del Suelo la entidad bancaria BBVA anunció el lanzamiento de tarjetas de plástico reciclado. Serán las primeras con esas características en la Argentina. El plástico se realiza en un 85,5% en PVC (plolicloruro de vinilo), que procede de desechos de otros materiales plásticos. Tendrán un "sello de sostenibilidad''l.

Los materiales reciclados son de diferentes industrias como el embalaje, la impresión, la automoción o las ventanas. En un primer momento, el producto estará disponible para aquellos clientes que renueven una tarjeta de crédito Visa Internacional y Visa Gold a partir de los vencimientos en abril de 2021. Después se irá extendiendo a todas las tarjetas de crédito y débito.

El director de Relaciones Institucionales del banco, Hernán Carboni, sostuvo que "en BBVA tenemos un compromiso firme con la puesta en marcha de iniciativas que contribuyan a la sustentabilidad". En ese sentido, interpretó que "la conciencia medioambiental se está incrementando entre nuestros clientes y en la comunidad en general, estas nuevas tarjetas de plástico reciclado son una forma de contribuir con el cuidado del medioambiente, brindando así una respuesta concreta a esta necesidad".

Junto con las tarjetas de plástico reciclado, el BBVA cuenta con otras iniciativas para la transición ecológica de los clientes. Este año anunció el lanzamiento de una herramienta digital que calcula automáticamente la huella de carbono que dejan Pymes y empresas medidas a partir de sus facturas de energía. El objetivo es que esas empresas pueden tener información sobre el impacto ambiental que produce su actividad y de esa manera poder planear su producción con nuevas políticas de ahorro energético y sostenibilidad.

De hecho, conocer la huella de carbono también ha sido una de las claves para elegir el PVC reciclado como materia prima de las nuevas tarjetas. Según informa el BBVA, para calcular el impacto ambiental de cada tarjeta y elegir al proveedor, no solo se ha tenido en cuenta el material, sino su transporte, componentes, producción y personalización.

La entidad también anunció que se encuentra trabajando en reducir su propio impacto energético. En enero se había comprometido a ser neutro en emisiones de CO2. Desde esa fecha asignó un precio interno a sus emisiones con el objetivo de contar con esa variable al momento de tomar decisiones. De esa manera, el banco alineó su actividad junto con el Acuerdo de Paris y se encuentra trabajando en reducir sus emisiones directas e indirectas.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin