Empresas

Sector por sector, cómo impactó el Covid 19 en el mercado de seguros

La construcción es uno de los sectores más dinámicos durante la pandemia, pero las grandes obras están paradas.

El COVID-19 ha generado una disrupción en los negocios a escala global y, sobre todo, reforzó la importancia de tener una estrategia clara de gestión de riesgos y programas de transferencia de riesgos bien estructurados.

En este marco, Willis Towers Watson llevó a cabo la 1° Edición de su Informe sobre el mercadode seguros y reaseguros en América Latina.

A continuación, un resúmen sobre los principales sectores relevados por la compañía en Argentina:

Construcción

Dada la crítica situación económica del país, el casi nulo acceso al crédito internacional para financiar grandes obras de infraestructura y su agravación a consecuencia de la pandemia, no existen grandes proyectos en ejecución actualmente. Asimismo, el incipiente modelo de Participación Público Privada (PPP) elegido por el anterior gobierno desapareció rápidamente del mercado, al igual que los grandes proyectos que debía impulsar. Las pocas obras existentes están relacionadas con obras civiles o particulares menores (por ejemplo refacciones) e infraestructura urbana, principalmente en el interior del país. Las obras de empresas privadas se han aplazado hasta el 2021. La capacidad disponible en el mercado de seguros local es amplia, por lo que las compañías suelen competir por los escasos negocios con el fin de alimentar sus contratos de reaseguro y presupuestos asociados a la línea. Algunas aseguradoras tradicionales en el ramo tratan de mantener sus tasas técnicas mínimas, sin embargo, no logran suscribir los negocios debido a la alta competencia.

Energía

En general, al igual que en muchas industrias, la actividad energética se vió sumamente afectada. Vaca Muerta pasó de ser una gran promesa de corto plazo, a un interrogante en el mediano plazo, y requerirá mucho esfuerzo y diálogo para volver a ser una realidad que impulse la economía local: operadores, sindicatos y gobierno. Si bien el potencial está intacto y hubo cierta recuperación en los precios del petróleo y gas, el panorama mundial por la baja del consumo no ayuda, según dicen los especialistas.

Upstream: En este tipo de cuentas se están experimentando incrementos de tasa en el orden de 5% a 7,5% para aquellos riesgos sin siniestros y entre 7,5% y 15% para aquellos con siniestros en el último período de vigencia.

Downstream: El mercado asegurador cuenta con pocas aseguradoras para este tipo de riesgo y la suscripción es muy similar al mercado internacional. En caso de riesgos asegurados sin siniestros, las aseguradoras están aplicando aumentos del 20% al 30%, mientras que en caso de siniestros podemos encontrar aumentos de tasa que varían entre el 25% y 40%.

Energía y Servicios Públicos: Muy poca capacidad local disponible para distribución y renovables, sin embargo, casi no disponible en el caso de generación. Dado que la mayoría de los riesgos tienen participación facultativa (reaseguros), los aumentos de tasa siguen los términos del mercado internacional, por lo que se encuentran incrementos mayores al 15% para casos sin siniestros. En el caso de cuentas que registran siniestros, no solo tienen incrementos de tasas mayores al 30%, sino también restricciones de cobertura y aumentos considerables en deducibles y franquicias a cargo del asegurado.

Minería: Con capacidad restringida en el mercado local. Las pocas compañías que suscriben a retención evalúan aumentos de tasa del orden del 20% mínimo (en caso de baja o nula siniestralidad).

Automotores

Las primas de responsabilidad civil se mantienen estables creciendo por debajo de la inflación (montos en pesos). Según informan gran parte de los aseguradores, las tasas de casco han subido entre 10% y 15% para cubrir el costo promedio de los siniestros de cascos respecto del 2019. Las sumas aseguradas de casco se han incrementado recientemente al igual o por encima de inflación (+50%). Sin embargo, por cuestiones de competencia, el costo combinado de ambas coberturas refleja una disminución, llegando a reducciones de entre el 5% al 15% (aumentos nominales de primas por debajo de inflación). Al mismo tiempo, la competencia genera presión en las franquicias de casco, que han quedado desactualizadas.

Ciber-Riesgos

Si bien creemos que es una cobertura cada vez más importante, tanto para empresas como particulares, debido al fuerte incremento del trabajo remoto, el auge de las redes sociales y un menor nivel de seguridad debido al "home office", el mercado local todavía no incorporó ésta cobertura en forma generalizada como en otros mercados de la región. Cada vez son más frecuentes los ataques y el daño económico tanto en empresas como particulares, más evidente. Las pocas aseguradoras con capacidad de suscripción local están revisando su nivel tarifario y las tasas tienden a incrementarse levemente, siguiendo tendencias mundiales.

Relacionados

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.