Empresas

La industria farmacéutica presenta sus propuestas para el desarrollo del sector

Los laboratorios buscan afianzar una política común con el Gobierno, luego de varios encontronazos.

Las cámaras que agrupan a los laboratorios farmacéuticos instalados en el país, Cilfa y Caeme, generaron una serie de propuestas para trabajar en la Mesa de Economía del Conocimiento para la Salud del Acuerdo Económico y Social, con el objetivo de potenciar el desarrollo del sector.

"La mesa multiministerial es bienvenida, porque abre el diálogo para resolver las barreras o dificultades que se pueden ir planteando", indicó a Télam el director ejecutivo de la Cámara Industrial de Laboratorios Farmacéuticos Argentinos (Cilfa), Eduardo Franciosi.

El empresario destacó: "Tenemos una visión positiva del año que se inicia y expectativas de que el diálogo con el Gobierno prospere en medidas que faciliten la actividad".

Subrayó además que "la competitividad de la industria es alta, pero competimos contra grandes jugadores", y remarcó que "la escala a la que se pretende llegar requiere de mayores recursos".

"Como en toda actividad empresaria, la nuestra es muy regulada y está bien que lo sea. Pero a veces es necesario contar con menos barreras regulatorias y un marco más amigable a la inversión. Nuestra industria aporta más de $ 60.000 millones de impuestos por año", señaló Franciosi, quien precisó que "la presión impositiva acumulada ronda el 36% y se podría reducir gradualmente".

También advirtió que "en una industria asociada a la farmacéutica, como la de materias primas del sector, se establecieron derechos de exportación", y consideró que "quizás bajar esas retenciones sería muy adecuado para potenciar la producción y la exportación".

Añadió que "hay retenciones a medicamentos biotecnológicos, que son los que más valor agregan, y que deberían no tenerlas", y evaluó que "se podrían mejorar los reintegros de algunas partidas de exportaciones" del sector.

Por su parte, el director de Asuntos Públicos de la Cámara Argentina de Especialidades Medicinales (Caeme), Fernando Giannoni, evaluó que, entre las propuestas para mejorar la competitividad del sector, sería conveniente "reducir los tiempos de investigación".

Explicó a Télam que "cuando se envía a investigar una droga se lo hace a un número de países, y si alguno tiene procesos y burocracia que demoran más tres meses, por ejemplo, se retrasa el estudio".

Subrayó que "para ser competitivos hay que estar por debajo de los 100 días", y remarcó que en eso se está "tratando de trabajar con el Gobierno, para acelerar los tiempos de aprobación de los protocolos y que estemos al nivel de más competitivo del mundo".

Giannoni también se refirió a la iniciativa de aumentar la participación del sector público en ensayos clínicos, y señaló que actualmente "los centros públicos intervienen en una proporción menor, solamente entre 6% y el 8% de las investigaciones, cuando en España, por ejemplo, es al revés y representan el 95%".

Aseguró que "antes, durante muchos años, la investigación clínica en la Argentina se hacía mayormente en centros públicos", y explicó que "es una decisión de los directores de esos centros de querer hacer esas actividades o no".

En el ámbito porteño, precisó, "el Hospital Ramos Mejía es muy activo en ensayos clínicos", mientras "en el Hospital Militar se hizo la prueba de la vacuna de Pfizer contra la Covid-19".

Para volver a despertar el interés del sector público, el ejecutivo de Caeme propuso que "el dinero vaya a los centros médicos y a los médicos, y no a una caja general, para que se generen mayores incentivos".

"Es preciso hacer al país más competitivo y atraer inversiones a la economía del siglo XXI. El objetivo es comenzar a trabajar ahora y que quede todo listo para una vez que pase la pandemia", afirmó Giannoni.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin