Empresas

Revista de prensa en Argentina: Clarín cumple la Ley de Medios ¿y los demás?

Las portadas de los diarios de hoy.

La Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual aprobó la reorganización empresarial propuesta por el Grupo Clarín para dividirse en seis unidades de negocios y así adecuarse a la Ley de Medios, un tema que es tratado por gran parte de los diarios del país.

El conglomerado, el mayor grupo de medios de Argentina, había planteado su escisión para cumplir con una ley antimonopolio tras una batalla legal de cuatro años que terminó en octubre pasado con una decisión de la Corte Suprema de Justicia de declarar constitucional la norma.

De esta forma, Clarín tendrá 180 días para concretar su división, que podrá llevarse a cabo mediante la venta de licencias para operar radios y canales de TV o a través de su distribución entre los actuales accionistas del grupo.

"Vamos hacia un panorama de servicios audiovisuales mucho más plural, más democrático, con más libertad, sin que ningún patrón le imponga condiciones y agenda al resto de los medios", ha dicho en un comunicado el presidente de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA), Martín Sabbatella.

Por su parte, el Grupo Clarín ha emitido un comunicado en el que indica que "dicha aprobación no es sino el paso administrativo necesario y natural tras la presentación de un plan técnica y jurídicamente inobjetable, que se ajusta a derecho y cumple al detalle con las previsiones de la norma".

En cualquier caso, ha denunciado que las declaraciones adversas de Sabbatella "no hacen más que confirmar su falta de imparcialidad y su intolerancia a los pocos medios que el poder político no controla".

Asimismo, ha añadido que "la intención oficial con la ley de medios ha sido la desarticulación de las escasas voces independientes que subsisten en el mundo audiovisual".

El grupo de medios, un fuerte crítico de la gestión de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, controla el principal operador de televisión por cable del país, el diario de mayor tirada, las radios más escuchadas y dos de los canales de TV con mayor audiencia, entre otros activos.

El grupo resistió judicialmente la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual con el argumento de que busca acallar voces que cuestionan a Fernández, quien defendió la norma sancionada por el Congreso en el 2009 como una forma de "democratizar" los medios y combatir "monopolios".

comentariosforumWhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin