Empresas

En el país con más consumo de Coca-Cola per cápita, la empresa está en serios problemas

  • La empresa pidió la apertura de un proceso preventivo de crisis.
  • La firma atraviesa una etapa "compleja" por la desaceleración del consumo.
La recesión que enfrenta la Argentina es más fuerte que el amor por las gaseosas.

La filial argentina del grupo mexicano Coca-Cola FEMSA pidió al Gobierno de Mauricio Macri la apertura de un proceso preventivo de crisis para afrontar los problemas que atraviesa en el país, confirmaron este miércoles a Efe fuentes oficiales. Los argentinos eran años atrás los principales consumidores de gaseosas per cápital del mundo. Sin embargo, el consumo cayó en el último lustro un 30% en los principales segmentos del mercado.

"La empresa pidió la apertura de un proceso preventivo de crisis. Se realizó una primera reunión, donde la empresa expuso por qué lo está pidiendo", indicaron portavoces del Ministerio de Producción y Trabajo.

Añadieron que ahora la Secretaría de Trabajo va a "analizar la situación y los caminos a seguir" ante la solicitud de la firma embotelladora.

En Argentina, las empresas bajo problemas que podrían derivar en despidos de personal pueden recurrir a las autoridades para que arbitre en un procedimiento preventivo de crisis (PPCE).

Un proceso de este tipo, una vez abierto por el Gobierno, inaugura un periodo de negociación entre la empresa y los sindicatos ante las autoridades de la cartera laboral.

Según la ley, en Argentina, el PPCE debe tramitarse con carácter previo a la comunicación de despidos o suspensiones por razones de fuerza mayor, causas económicas o tecnológicas cuando se afecte a más del 15 % de los trabajadores en empresas de menos de 400 trabajadores; a más del 10 % en las de entre 400 y 1.000 y a más del 5 % en sociedades de más de 1.000 empleados.

Según alegó Coca-Cola FEMSA Argentina, la firma atraviesa una etapa "compleja" debido a la desaceleración del consumo, lo que la ha colocado en la necesidad de adecuar su estructura de trabajo.

El proceso preventivo ha sido solicitado para la planta Alcorta, que la compañía posee en el barrio capitalino de Nueva Pompeya.

En esa planta trabajan 600 de los 2.500 trabajadores que tiene la firma en Argentina.

La empresa, de capitales mexicanos, mantiene operaciones en el país suramericano desde 1994 y es una de las cuatro embotelladoras que The Coca-Cola Company tiene en Argentina.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0