Futbol

Conmoción y cadenas de oración en el pueblo de Emiliano Sala

El jugador nació en un pueblo de Santa Fe, que hoy lo recuerda y reza por él.

El pueblo de Progreso, en la provincia argentina de Santa Fe, se volcó en las últimas horas con cadenas de oración por uno de sus ciudadanos más destacados, Emiliano Sala, el futbolista desaparecido en la madrugada de ayer en un avión mientras cruzaba el Canal de la Mancha, entre Francia y Reino Unido.

El presidente del equipo San Martín de Progreso, Daniel Ribero, dijo a Efe que la jornada transcurrió con "mucha incertidumbre" para los vecinos, ya que todavía no hay noticias de Sala, quien dio sus primeros pasos en el pequeño club local y es un "embajador" de Progreso.

"Pasamos de un estado de euforia cuando firmó por el Cardiff City a esta situación totalmente inesperada, estamos tratando de mentalizarnos", indicó Ribero, quien decretó la suspensión de actividades de su equipo.

El avión en el que viajaba Sala desapareció en las primeras horas del martes cuando regresaba a Gales tras un viaje a Francia para que el atacante se despidiera de sus excompañeros del Nantes.

La aeronave era propiedad del dueño del Cardiff City y en ella viajaban el futbolista y el piloto.

Ribero definió al delantero de 28 años que hasta ahora militaba en la Ligue 1 como una persona "humilde y de perfil bajo", y recordó cuando el futbolista acudió a Progreso para festejar el centenario de San Martín en 2017 y cuando celebraron un asado juntos durante el pasado Mundial de Rusia.

Sala se inició en el equipo a los seis años y allí jugó hasta los quince, cuando dio el salto a Europa de manera directa para jugar en Francia, donde desarrolló toda su carrera hasta la pasada semana, cuando fichó por el Cardiff City de Premier League y se convirtió en el traspaso más caro de su historia, al costar 17 millones de euros.

"Nadie llegó tan lejos"

"En 100 años de historia del club, es el primer deportista de San Martín de Progreso que llega tan lejos", indicó el presidente de la entidad.

La policía de Guernsey, isla cercana a donde se perdió el rastro de la avioneta en la que viajaba el jugador, afirmó que las posibilidades de encontrar con vida a los desaparecidos son "escasas" si cayó al agua.

La policía, a través de redes sociales, comunicó que en el transcurso de quince horas de búsqueda se han encontrado varios objetos flotando en el agua, pero que no han podido confirmar que pertenezcan a la avioneta extraviada.

"Estas son las peores horas, no podemos creer lo que ha sucedido", lamentó Ribero.

Aunque Sala es natural de Cululú, creció con su familia en la cercana Progreso, ciudad agrícola de apenas 2.000 habitantes que se encuentra a 70 kilómetros al norte de la capital de la provincia, Santa Fe.

Centenares de personas acudieron a una cadena de oración organizada de manera espontánea durante la mañana, al conocerse la noticia.

Una vecina del pueblo, Rita Rinaldi, quien fue profesora de Sala en la escuela de la localidad, fue una de las personas que participó en la cadena de oración y comentó a Efe que la familia Sala es "muy querida en el pueblo" y que todo el mundo adora al futbolista.

"El chico es un fenómeno", afirmó Rinaldi, quien añadió que están "consternados y llorando" pero que aún no pierden la "esperanza" de que Sala aparezca vivo.

Relacionados

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0