Mercados

Alerta roja en los mercados: los CDS dan una probabilidad de quiebra del 75%

  • Los CDS, que miden el riesgo de impago, se disparan hasta los 2,000 puntos
  • Los mercados vivirán hoy otra jornada de nervios tras su 'lunes negro'
Foto: Reuters.

Los inversores se posicionan claramente tras conocer el resultado electoral. El mercado no solo no es favorable a una nueva victoria peronista, con Cristina Fernández de Kichner de vuelta, en algún modo, a la Casa Rosada, sino que castiga duramente tanto a la renta variable como a la deuda soberana en las últimas 24 horas.

Una muestra de ello lo reflejan los CDS (credit default swap, en sus siglas en inglés) del país. Estos instrumentos financieros ya arrojan un 75% de probabilidades de quiebra en Argentina en los próximos cinco años. Los CDS a un quinquenio, según apunta Bloomberg, se dispararon el lunes casi un 100%, pasando por tanto de 1,000 puntos básicos a más de 2,000 puntos básicos, niveles impensables para otros países de América Latina, como Brasil o México.

Todos los tramos de bonos, especialmente los de corto plazo de entre dos y tres años triplicaron ayer su rentabilidad hasta cotas superiores al 30%. "El mercado ha comenzado a poner en precio la quiebra financiera", afirma Edwin Gutierrez, un experto del mercado de bonos soberanos asentado en Londres que trabaja para la gestora especializada en emergentes Aberdeen AM.

"Los inversores no están dispuestos a Alberto Fernández -presumiblemente, el próximo presidente de Argentina- el beneficio de la duda", concluye en sus declaraciones a Bloomberg. Y es que, la gran incógnita pasa ahora por saber si Fernández -en el caso de que llegue a la presidencia- romperá o no el acuerdo que Macri firmó con el FMI.

La entidad prestó al mandatario argentino 50,000 millones de dólares, cifra récord, para frenar la fuerte caída del peso. Aunque el acuerdo no incluye las duras obligaciones que convirtieron a las tres siglas del Fondo Monetario Internacional en el demonio de la sociedad argentina durante los años del corralito, el peronismo tachó al pacto de "traición a la patria" y Kirchner dejó clara su intención de abandonarlo cuando fuera posible.

La sombra de Kirchner

De todas formas, el miedo no es solo por la posible ruptura del acuerdo, sino también por la vuelta del equipo económico que rodeó a Kirchner en sus anteriores mandatos. Durante ese tiempo, la inflación se disparó mientras el Gobierno falsificaba las estadísticas del IPC; se impusieron controles de capitales, restringiendo las importaciones y los viajes al extranjero; el valor del peso se hinchó artificialmente, desincentivando la llegada de inversores extranjeros; y se impusieron fuertes impuestos a la agricultura para recaudar dólares, frenando uno de los principales focos de crecimiento del país sudamericano.

Para intentar aplacar el pánico, el asesor económico de Fernández, Matías Kulfas, insistió este lunes en que no contemplan un nuevo control de capitales como el aplicado por los Kirchner y que tienen "absoluta voluntad de pago" de la deuda contraída con el FMI. Solo pide "renegociar" algunos puntos para reactivar la economía del país. Un "pero" que asusta a los mercados.

Descalabro en los mercados

Sea como sea, esta inestabilidad llega después de que los mercados financieros se derrumbasen el lunes tras la abrumadora diferencia que Alberto Fernández logró sobre el presidente Mauricio Macri en las primarias del domingo, que alejó la posibilidad de una reelección del mandatario neoliberal en los comicios de octubre.

Según los datos recogido por Reuters, el peso cerró con una caída del 15%, hasta los 53.5 por cada dólar, tras alcanzar un récord mínimo de 65 unidades. La bolsa de Buenos Aires, por su parte, despidió su particular lunes negro con un desplome del del 37%. Los mercados argentinos no registraban una caída similar desde la crisis económica de finales de 2001.

"Los mercados reaccionan mal cuando se dan cuenta de que fueron estafados. El Gobierno los condujo a este estado de cosas con los bonos que emitieron", ha asegurado Alberto Fernández en una entrevista. Por la tarde, Macri le respondió en una conferencia de prensa, en la que culpó a la oposición por la reacción negativa de los mercados.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.