Mercados

El peso argentino se sigue cayendo por la incertidumbre y la inacción de Macri

Macri culpó al gobierno anterior y ahora hace lo mismo con el que viene, aunque ni siquiera asumió.

La moneda de Argentina profundizó el martes su desplome, luego de una aplastante victoria de la oposición de centroizquierda en las elecciones primarias, que desencadenó el lunes una desastrosa jornada para los mercados locales.

La amplia derrota del presidente neoliberal Mauricio Macri -el candidato favorito de los mercados- en los comicios del domingo lo ha dejado muy mal parado para la reelección, lo que provocó el lunes una depreciación del peso del 15 por ciento y la mayor caída de la bolsa en casi dos décadas.

El martes, el peso se debilitó un 4,3% y el riesgo país subió 276 unidades a 1.744 puntos básicos.

La bolsa de Buenos Aires, en cambio, recuperó parte de lo perdido el lunes con un alza de más del 10,5%.

Con una inflación anual superior al 55%, es de esperar que la profunda devaluación de esta semana eche más leña al fuego de la economía doméstica y haga crecer aun más algunos indicadores del país como la pobreza y el desempleo.

"Analizando medidas"

Macri dijo el lunes que el Gobierno está analizando medidas para aliviar la situación de los argentinos, aunque no reveló detalles.

Como las elecciones generales se disputarán en octubre y el próximo presidente asumirá recién en diciembre, muchos expertos temen una transición larga y desordenada.

Además, el hecho de que el candidato opositor Alberto Fernández y Macri aún deban enfrentarse en los comicios generales dificulta la posibilidad de un diálogo entre ellos.

Macri culpó el lunes en una conferencia de prensa a la oposición por la caída de los mercados y el peronista Fernández respondió que la gestión de la economía es responsabilidad del Gobierno.

"La conferencia de prensa del presidente Macri no ha hecho otra cosa que confirmar nuestras peores sospechas sobre los meses venideros", señaló el peronismo en un comunicado firmado por su presidente, José Luis Gioja. "Le pedimos al oficialismo responsabilidad".

El Frente de Todos de Fernández consiguió el domingo el 47,7% de los votos, contra el 32,1% de Juntos por el Cambio, la coalición de Macri, según el conteo oficial.

Aunque las primarias fueron una formalidad porque los candidatos ya habían sido consensuados internamente por los partidos, funcionaron como un preciso sondeo de lo que podría suceder en las elecciones de octubre.

¿En primera vuelta?

De lograr el mismo resultado, Fernández ganaría la presidencia en primera vuelta. Varios expertos dijeron a Reuters que el resultado de las primarias es prácticamente irreversible. Los inversores internacionales temen que si Fernández llega al Gobierno impulse una mayor intervención del Estado en la economía, como sucedió bajo la gestión de su actual candidata a vicepresidenta, la exmandataria Cristina Fernández de Kirchner, en la que Alberto Fernández fue jefe de Gabinete por un año.

La amplia ventaja de fórmula Fernández-Fernández en las primarias "ha dado lugar a mayores incógnitas sobre el rumbo que pudieran tomar las políticas económicas después de las elecciones generales de octubre y sobre su posible impacto en el perfil crediticio de la Argentina", subrayó en un comunicado Gabriel Torres, oficial de crédito senior de Moody's.

Relacionados

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.